¿Vale la pena visitar Bratislava?

Los viajeros en Viena, Praga o Budapest a menudo preguntan si vale la pena visitar Bratislava, y sólo respondo con una palabra: ¡absolutamente! Una ciudad medieval bien conservada con diversas capas de arquitectura y sin multitudes, ¿qué mejor? – Experiencing the Globe #Bratislava #Eslovaquia #SoloFemaleTravel #BucketList #Arquitectura #ArtNoveau #Brutalismo #ManAtWork #SchoneNaci #Petrzalka #PuenteOVNI #IglesiaAzul

Este artículo puede contener links con compensación. Por favor lee nuestra Política de Privacidad & Aviso Legal para obtener más información.

Muchas veces he escuchado a gente preguntándose por qué visitar Bratislava cuando se puede pasar más tiempo en Viena, Budapest o Praga. Lo que no saben es que la capital eslovaca es el lugar perfecto para ver una ciudad medieval bien conservada sin las multitudes de las capitales de Europa occidental. También tiene una arquitectura notable, desde Art Nouveau hasta Brutalismo, más una serie de esculturas que le dan carácter a la ciudad. Así que ¿vale la pena visitar Bratislava? ¡Yo creo que sí, de todas maneras!

«Viajar es sólo glamoroso en retrospectiva» decía una pared pintada del hostal en el que alojé durante mi primera visita a Bratislava. Paré por un minuto para realmente entender el concepto, porque nunca lo había pensado de esa manera, pero que cierto que era (¡y que lección de viaje que me enseñó!). Después de una miserable caminata desde la estación de buses en pleno invierno, estaba tratando de volver a sentir mis congelados dedos de los pies. Me sentía realmente mal, pero sabía que iba a tener hermosos recuerdos del viaje. Porque cuando miras hacia atrás, idealizas y olvidas completamente los momentos malos.

Incluso cuando tienes frío, o estás asustado, triste o te sientes solo, cuando te preguntas por qué no estás en la comodidad de su cama, después de una ducha caliente y una rica comida, es que te das cuenta. Es porque la comodidad puede entibiar tu corazón, pero es la aventura la que lo hace latir. Ver el mundo te hace sentir vivo. Estar demasiado cómodo se vuelve incómodo.

La miseria fue rápidamente reemplazada por alegría, y el calor en mi corazón ayudó a calentar mis pies. Así que fui a explorar. Eslovaquia no era para nada como esperaba. Creo que es un lugar completamente subvalorado. Probablemente porque la gente la visita después de Viena, Budapest o Praga, y Bratislava no puede competir con la magnificencia de esas ciudades. Pero lo que le falta en esplendor lo compensa con crudeza, en un buen sentido. Es un lugar más chico, con una hermosa arquitectura, y lleno de pequeños tesoros.

Ese primer viaje fue en 2015, y volví a visitar la ciudad en 2020. Esta vez el invierno fue suave, así que no hubo miseria, sólo buenos momentos. ¡Yay!

Michalská street and St. Michael's Gate, Bratislava, Slovakia – Experiencing the Globe
La calle Michalská en el casco antiguo

Información básica

Bratislava es la capital de la República Eslovaca, más conocida como Eslovaquia. Limita con Austria y Hungría, lo que la convierte en la única capital nacional que limita con dos países. Estas naciones tienen un nombre diferente para la capital eslovaca: Pozsony en húngaro y Pressburg en alemán.

Está habitada por menos de medio millón de personas. Tiene un clima templado, con una temperatura media de 21°C (70°F) en el mes más cálido y de 1°C (30°F) en el mes más frío.

Es parte del espacio Schengen y la Eurozona,lo que significa que si vas por tierra desde cualquiera de sus vecinos ni siquiera tendrás que mostrar tu pasaporte (¡en realidad ni siquiera te darás cuenta cuando cruces la frontera!).

¿Por qué visitar Bratislava?

Arte & Arquitectura

Divadlo Bratislavsky Gasparko, Bratislava, Slovakia – Experiencing the Globe

Las esculturas

Recorriendo Bratislava sin rumbo, lo primero que llamó mi atención fueron una serie de juguetonas esculturas. El centro de la ciudad tiene varias estatuas de tamaño real, esperando para sorprenderte mientras pasas. Había leído sobre el ‘Man at Work’ –el hombre trabajando– (así es como Bratislava llegó a mi bucket list de experiencias de viajes), por lo que mi objetivo era encontrarlo. No fue difícil. Después de haber sido decapitado un par de veces por no muy buenos conductores, la ciudad colocó un original cartel que muestra su ubicación. 

Čumil, su nombre real, tiene muchas «explicaciones». Algunos dicen que es una sátira, una manera de describir la flojera de los eslovacos. Otros lo ven como un héroe anónimo, como los muchos hombres que ayudaron con la reconstrucción de la ciudad. También se rumorea que este hombre sólo está tratando de echar un vistazo bajo los vestidos de las damas. Probablemente estaban todos presentes en la mente del escultor, Viktor Hulík. Lo que sí sabemos es que una pequeña estatua puede decir mucho sobre el carácter de un lugar. Lo puedes encontrar en la intersección de las calles Laurinská y Panská.

Man at Work Bratislava Slovakia – Experiencing the Globe
¡Lo encontré! : )
'Man at Work' Bratislava Slovakia – Experiencing the Globe
¿En qué piensas, Čumil?

Otra linda escultura es la de Schöne Náci, un personaje de mediados del siglo XX (en realidad llamado Ignác Lamár) que se inspiró en su abuelo, un famoso payaso, para hacer feliz a la gente en la calle. Vistiendo un abrigo de cola y inclinando su sombrero a los transeúntes, cuando una dama pasaba cerca, él la saludaba con un «yo beso tu mano», en eslovaco, alemán y húngaro. Otra leyenda dice que se volvió loco porque su amor por una mujer nunca fue correspondido. Por eso estaba tratando de encontrar un nuevo amor en las calles. En cualquier caso, la escultura es un testimonio de su tierna personalidad. Está inmortalizado en la calle Sedlárska.   

Schöne Náci, Bratislava, Slovakia – Experiencing the Globe
“Yo beso tu mano”

Otra peculiar estatua es La Bruja (Bosorka en eslovaco). El artista la creó como un memorial a todas las mujeres que fueron acusadas de brujería en la época medieval. Su cabello vuela salvaje y un montón de pájaros la miran y acompañan. Vive en el jardín debajo del castillo de Bratislava.

The Witch, Bratislava, Slovakia – Experiencing the Globe
Bosorka y sus pájaros

En cuanto al arte callejero en Bratislava, la tendencia está recién empezando a desarrollarse. Aún así, hay algunos interesantes murales alrededor del centro de la ciudad.

Brutalismo

Hay varios ejemplos de arquitectura brutalista en Bratislava, al igual que en cualquier otro país de Europa del Este. Pregúntale a los lugareños y ellos le señalarán «Kukurica» y “Istopolis” en Nové Mesto (la parte moderna de la ciudad). Pero no es necesario alejarse del casco antiguo para encontrar ejemplos.

El más visitado es el puente OVNI (volveré a él y sus características únicas en la siguiente sección, ya que es una visita obligada en la ciudad).

Mis favoritos personales son el Slovensky rozhlas, el edificio de radio y televisión eslovaca, una pirámide invertida hecha de acero; y la Druzba, la fuente de la Unión, una piscina de hormigón con una impresionante fuente de acero inoxidable en forma de una interpretación muy brutal de una flor de tilo –que es un símbolo de paz, suerte y felicidad en la mitología eslava.

Slovak Radio and TV building, Bratislava, Slovakia – Experiencing the Globe
Union fountain, Bratislava, Slovakia – Experiencing the Globe

Si quieres ver todo un barrio construido con una ideología socialista, cruza el río Danubio a Petržalka. Es el área suburbana más grande de Eslovaquia, llena de paneláky –bloques de apartamentos de hormigón prefabricados y de baja altura. Notoriamente, el primer presidente postcomunista de la República Checa, Vaclav Havel, los llamó «cuevas de conejo indignas, destinados a ser demolidos».

Esperarías que fueran grises y aburridos, pero durante la década de los ‘90s la gente comenzó a traer color al lugar. ¡Y qué color trajeron! Hoy en día, Petržalka, conocido como El Bronx de Bratislava, es un barrio vibrante, un símbolo de la cultura artística.

UFO bridge and Petržalka, Bratislava, Slovakia – Experiencing the Globe
El Puente OVNI y Petržalka al fondo

Art Nouveau

El ejemplo más destacado del Art Nouveau en la capital eslovaca es la Iglesia Azul (más sobre ella en la sección imperdibles). Las calles a su alrededor también están llenas de edificios en este estilo. Pasea por Bezručova, Gajova o Jesenského para descubrir construcciones especiales, incluido un enorme gimnasio.

De lo que no había oído, y que encontré por casualidad mi última visita, es que las calles que se extienden desde el Palacio Presidencial hacia Slavín están llenas de hermoso Art Nouveau. Camina por las calles Kuzmányho y Tolstého y verás grandes palacios convertidos en embajadas, hoteles y bancos. Si prestas atención, ¡incluso te encontrarás con un templo budista!

Buddhist temple, Bratislava, Slovakia – Experiencing the Globe

Imperdibles de Bratislava

Castillo de Bratislava

El castillo es el símbolo de la ciudad. Se encuentra en la cima de una colina rocosa que forma parte de los Pequeños Cárpatos, con vistas al río Danubio. Hay registros de que la colina está habitada desde finales de la Edad de Piedra. Desde una fortaleza de piedra se convirtió en un palacio gótico, más tarde reconstruido en estilo renacentista, hasta su última transformación, en el siglo XVII, cuando obtuvo el estilo barroco que vemos hoy en día. Alberga ahora el Museo Nacional Eslovaco.

Castle Bratislava Slovakia – Experiencing the Globe
Desde el casco histórico mirando hacia el castillo, en un brumoso y frío día durante mi primera visita a Bratislava
Bratislava Castle, Bratislava, Slovakia – Experiencing the Globe
¡Mucho mejor clima en mi segunda visita!

Staré Mestro

El casco antiguo es un centro medieval bien conservado, hogar de la mayoría de los lugares de interés de Bratislava:

  • La Catedral de San Martín, una iglesia gótica del siglo XV.
  • El Antiguo Ayuntamiento,la antigua sede de la municipalidad de la ciudad y hoy en día el Museo de la Ciudad de Bratislava.
  • El Palacio Primacial,un palacio clasicista del siglo XVIII que sirve como sede de la alcaldía de Bratislava.
  • La Puerta de San Miguel, la única puerta sobreviviente del sistema de fortificación de la ciudad del siglo XIV.
  • Laurinská Brána, el sitio donde solía estar otra puerta de la ciudad, pero que fue destruida en el siglo XVIII.
St. Michael's Gate, Bratislava, Slovakia – Experiencing the Globe
La Puerta de San Miguel

Iglesia azul

Aunque su color la define, esta peculiar iglesia de estilo Art Nouveau se llama Santa Isabel, porque está consagrada a Isabel de Hungría, hija de Andrés II, que creció en el Castillo de Bratislava (cuando se llamaba Castillo de Pressburg). Fue diseñada por el arquitecto Lechner, y construida a principios del siglo XX, siguiendo la moda secesionista húngara.

Además de su color azul brillante, lo que hace única a esta iglesia son los detalles de su fachada, como mosaicos y mayólicas. El interior también es una sorpresa encantadora, decorada con tonos pastel claros de azul.

Blue Church, Bratislava, Slovakia – Experiencing the Globe
Blue church, Bratislava – Experiencing the Globe

Palacio presidencial

Hoy en día la sede y residencia del presidente de la República Eslovaca, este edificio rococó / barroco tardío fue construido como un palacio de verano para el aristócrata croata-húngaro Antal Grassalkovich en el siglo XVIII, de quien obtuvo su nombre: Palacio Grassalkovich (Grasalkovičov palác en eslovaco).

Presidential palace, Bratislava, Slovakia – Experiencing the Globe

Slavín

En una colina con vistas al castillo de Bratislava se encuentra uno de los memoriales de guerra más grandes de Europa. El alto monumento domina el horizonte de la ciudad. Es el cementerio de casi siete mil soldados del ejército soviético que murieron durante la liberación de Bratislava de las fuerzas de ocupación alemanas en la Segunda Guerra Mundial.

En la parte superior de un obelisco se encuentra un soldado soviético levantando una bandera y aplastando una esvástica con el pie.

Las vistas de la ciudad desde arriba hacen que absolutamente valga la pena el paseo, así que piensa en vacaciones activas y añade Slavín a tu itinerario.

Slavín, Bratislava, Slovakia – Experiencing the Globe

Plataforma de observación y Puente OVNI

Most Slovenského národného povstania (Most SNP) significa Puente de la Insurrección Nacional Eslovaca, pero debido a su forma de platillo volador es comúnmente conocido como el Puente OVNI (es posible que lo escuches también como Nový Most –Puente Nuevo).

Una característica arquitectónica notable es que el puente no tiene pilares en el río, estando de pie sólo sujetado por cuerdas de acero.

El platillo volador en sí alberga una plataforma de observación a una altura de 95 metros (312 pies) y un restaurante acertadamente llamado UFO (OVNI en inglés). Ambos son accesibles mediante un ascensor situado en el pilar este del puente. Subirlo cuesta 7,40 euros, y te permiten subir dos veces: durante el día y la noche. La tarifa se deduce de tu boleta si cenas en el restaurante, que sirve cocina tradicional eslovaca e internacional.

La plataforma de observación ofrece vistas impresionantes del casco antiguo y el castillo, así como del barrio de Petržalka, y el valle del Danubio. Dice tener una visibilidad de más de 100 km (62 millas).

Tower Bratislava Slovakia – Experiencing the Globe
La bruma le da un efecto de ovni aún mayor al Puente OVNI

Pamätaj

En el sitio de la antigua Sinagoga Neolog (demolida en 1969) hay un Memorial del Holocausto que conmemora a las 105.000 víctimas de Eslovaquia.

El monumento es una pared negra impresa con la silueta de la sinagoga, y una escultura que dice «Zachor» (recuerda en hebreo] y «Pamätaj» (recuerda en eslovaco), coronada por una estrella de David.

Pamätaj, Bratislava, Slovakia – Experiencing the Globe

Plaza de Hviezdoslav

Es una plaza peatonal sencilla pero grande, con una estatua del poeta más importante de la historia eslovaca, Pavol Országh Hviezdoslav. Los edificios más importantes a su alrededor son el Teatro Nacional Eslovaco y la Filarmónica Estatal Eslovaca.

Slovak National Theater, Bratislava, Slovakia – Experiencing the Globe
Teatro National Eslovaco

Pro tip: Si quieres descubrir un lado diferente de la ciudad, toma un tour de la era soviética y postcomunista o un recorrido a pie nocturno con bebida en el Bar Observatorio.

Información práctica

¿Cómo llegar a Bratislava?

Volando a Bratislava

Smart Wings, Wizz Air, Corendon Airlines, Tunisair, Ryanair, Pobeda, FlyDubai, Air Cairo, Cyprus Airways y Wizz Air tienen vuelos directos al aeropuerto de Bratislava

Desde el aeropuerto hacia la ciudad, toma el bus N°61. En unos 25 minutos estarás en la estación principal de tren, Hlavná Stanica. Desde allí puedes llegar al centro histórico a pie de la ciudad (15-20 minutos) o tomar el bus N°93 o el tranvía N°1.

Si vuelas al aeropuerto internacional de Viena, puedes tomar un bus a Bratislava directamente, sin tener que ir primero a la capital austriaca. Varios buses que van de Viena a Bratislava paran en el aeropuerto austriaco.

Busca y compara conexiones de vuelo aquí.

Cómo ir de Viena a Bratislava

Las capitales están tan cerca que podrías caminar, si tuvieras un día de sobra. Hay sólo 55km/34mi de distancia (alrededor de 80km/50mi en la carretera).

La forma más pintoresca de llegar a Bratislava es en ferry. El Twin City Liner te llevará en un viaje de aproximadamente 1 hora y 15 minutos en el Danubio. Esta es la alternativa más cara, y sólo está disponible de abril a octubre.

La forma más eco-amigable es tomar un tren. Salen de Wien Hauptbahnhof y llegan a Bratislava Hlavná Stanica, con un viaje de poco más de una hora.

La opción más barata es por en bus. Hay varias líneas que salen constantemente (al menos 4-5 salidas por hora). El viaje tomará entre una hora y quince minutos a 2 horas, dependiendo del tráfico.

Por tip: Revisé los precios de los tickets en la estación y eran más caros que comprarlos en línea. Chequea Omio para ver las últimas ofertas, pero puedes encontrar precios desde 5 euros.

Cómo ir de Budapest a Bratislava

Hay un tren de Budapest-Nyugati,pero sólo sale cada 4 horas y es necesario cambiar de tren en Vác. Todo el viaje dura 2 horas y media, y es un poco más caro que el bus. Sin embargo, es la opción más sostenible.

Ahora bien, la opción más fácil es tomar un bus. Varias líneas pasan por esta ruta, como FlixBus, RegioJet, Eurolines y SlovakLines. El viaje dura de 2 horas y media a 3 horas. Chequea Omio para obtener los mejores precios.

Pro tip: si tomas el bus, ten en cuenta que Budapest tiene 2 estaciones internacionales de buses. Trata de ir a Könyves Kálmán körút, porque es mucho más fácil de navegar que Kelenföld. Los buses paran en esta último en las calles alrededor de la estación de tren, y no hay nadie para pedir información sobre tu salida. La primera es una estación de buses normal, con números de plataforma y una caseta de informaciones.

Cómo ir de Praga a Bratislava

El tren de la estación central de Praga (Hlavni Nadrazi) tarda aproximadamente 4 horas, y hay de 8 a 16 salidas diarias, dependiendo de la temporada.

En cuanto a los buses, son un poco más baratos y el viaje dura un promedio de 4 horas y media. Hay un montón de conexiones durante todo el día, ya que muchas líneas tienen a Bratislava como una parada en su ruta de Praga a Budapest.

Revisa y compara los precios en Omio, para escoger la mejor opción de acuerdo con lo que necesitas.

¿Dónde dormir en Bratislava?

La ciudad es barata, por lo que fácilmente encontrarás alojamiento para cualquier presupuesto. Chequea Booking.com para ver ofertas de hoteles. Personalmente, en mis dos visitas a la ciudad me he alojado en hostales, que reservé a través de Hostel World.

¿Qué más visitar en Eslovaquia?

Si solo tienes un día extra, recomendaría que tomes un tour al Castillo de Devin o a la región vitivinícola de los Cárpatos. Si tienes más tiempo para explorar Eslovaquia, no te pierdas las montañas Tatra. Si estás buscando otra ciudad para visitar, añade Košice a tu itinerario.


¿Te gustó este post? ¡Guárdalo!

Los viajeros en Viena, Praga o Budapest a menudo preguntan si vale la pena visitar Bratislava, y sólo respondo con una palabra: ¡absolutamente! Una ciudad medieval bien conservada con diversas capas de arquitectura y sin multitudes, ¿qué mejor? – Experiencing the Globe #Bratislava #Eslovaquia #SoloFemaleTravel #BucketList #Arquitectura #ArtNoveau #Brutalismo #ManAtWork #SchoneNaci #Petrzalka #PuenteOVNI #IglesiaAzul
Los viajeros en Viena, Praga o Budapest a menudo preguntan si vale la pena visitar Bratislava, y sólo respondo con una palabra: ¡absolutamente! Una ciudad medieval bien conservada con diversas capas de arquitectura y sin multitudes, ¿qué mejor? – Experiencing the Globe #Bratislava #Eslovaquia #SoloFemaleTravel #BucketList #Arquitectura #ArtNoveau #Brutalismo #ManAtWork #SchoneNaci #Petrzalka #PuenteOVNI #IglesiaAzul
Los viajeros en Viena, Praga o Budapest a menudo preguntan si vale la pena visitar Bratislava, y sólo respondo con una palabra: ¡absolutamente! Una ciudad medieval bien conservada con diversas capas de arquitectura y sin multitudes, ¿qué mejor? – Experiencing the Globe #Bratislava #Eslovaquia #SoloFemaleTravel #BucketList #Arquitectura #ArtNoveau #Brutalismo #ManAtWork #SchoneNaci #Petrzalka #PuenteOVNI #IglesiaAzul
Por Coni de Experiencing the Globe

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subscribe

Let's go round the world in 201 experiences! Get tons of tips and inspiration in your own inbox.

Check our Privacy policy

No spam. Just travel.