Dolomitas ¿en invierno o en verano?

Dolomitas invierno o verano

Incluso si no sabes dónde están los Dolomitas en el mapa, ¡agrega este viaje a su bucket list! (por si te lo estás preguntando, están en la región italiana de Véneto, por lo que son una perfecta excursión desde Venecia). No importa si visitas los Dolomitas en invierno o en verano, si te gusta el aire libre te van a encantar. Yo fui en las dos temporadas y no podría decirte cuándo es el mejor momento para ir. Ambas son increíbles de diferentes maneras, con muchas atracciones listas para deslumbrar a sus visitantes.

Si te gusta el trekking, encontrarás los mejores senderos: si le gusta esquiar, tendrás muchas pistas para elegir. Incluso si lo tuyo no es el deporte, solo las vistas hacen que el viaje valga la pena. Y si estás buscando un destino más lujoso, encontrarás tiendas de diseñador y spas en Cortina d’Ampezzo.

Hay cosas que hacer para todos los gustos y todos los presupuestos en este hermoso lugar en el norte de Italia. Sigue leyendo para obtener los mejores consejos de viaje : )

Enamorándome de las montañas

No sé qué me pasa con las montañas. Cuando miro acantilados, laderas y cumbres, no puedo evitar pensar en cómo sería estar allí arriba. Veo gigantes de piedra que vienen desde el centro de la tierra para ver cómo está todo por aquí, y me encantaría poder acercarme a conversar con ellos.

Fui criada por un andinista. Cada vez que pasábamos cerca de una montaña, mi papá me contaba acerca de lo increíble que había sido su experiencia al escalarla. Y yo no podía entenderlo. Iba más allá de mí el por qué alguien arriesgaría tanto para alcanzar una cima. ¿Para qué soportar el cansancio y el dolor? ¿Por qué alguien decidiría escalar incluso las montañas a las que se puede llegar en auto o teleférico? ‘Debe estar loco’, siempre pensé. Me encantaba ir a caminar con él y, en general, estar al aire libre. Pero eso era todo. ¿Por qué necesitaría más?

Hasta que de repente se me aclaró todo. Yo no escalo (aunque me encaaaanta hacer trekking), pero las vistas me llenan el alma. Cuando llegar a un lugar requiere esfuerzo, lo aprecio mucho más. El punto no es llegar al destino, es el camino. Simplemente se trata de disfrutar el viaje.

Croda da Lago trail, Dolomites, Italy
Los Dolomitas -en invierno o en verano- son impresionantes!

Los Dolomitas en invierno

Cuando tuve la posibilidad de ir a los Dolomitas, no lo dudé ni un segundo. Estas montañas son realmente especiales. No podía creer lo que estaba viendo la primera vez que los tuve al frente. En general, los Alpes no son tan altos como los Andes, y como crecí en Chile estoy acostumbrada a los Andes. Pero lo que les falta en altura, es compensado en pendiente. Cuando cruzas los passos de los Dolomitas tienes la sensación de que manejas entre gigantes. Esas rocas-en-tu-cara son impresionantes. Los colores y las formas son fascinantes.

Esa primera vez fue hace un par de años en febrero. Había nieve por todas partes, haciendo de Cortina d’Ampezzo un paraíso de invierno salido de un cuento de hadas. Fue una parada en un road trip que hicimos con Sina, mi novio, solo porque queríamos ver por qué el lugar es tan famoso. Es un centro de esquí muy conocido, por lo que pensamos agregar algunos días de esquí al itinerario, lo que solo tiene sentido cuando viajas por Europa en invierno. Poco sabía que iba a amar el paisaje mucho más de lo que disfrutaría el esquí.

Compré un pase de esquí, pasé la mañana tratando de no caerme muy seguido, salí en una foto solo para poder presumir (ya que esquiar en los Alpes estaba en mi lista), y eso fue todo. Me saqué los esquíes y me fui a explorar las áreas a las que podía llegar con el teleférico. Paseé por Faloria, Pocol y Tofana. Me senté con una taza de té caliente en mis manos para absorber todo lo que me rodeaba. No sé cuántas horas pasaron, pero de repente los andariveles cerraron y mi novio apareció esquiando en la montaña. Me estaba congelando, pero mi corazón estaba calentito. Los siguientes días fueron similares. Pasear por la pintoresca Cortina. Caminar tanto como la nieve me lo permitiera. Tomar los teleféricos de arriba a abajo. Deslumbrarme con todo.

Cortina d'Ampezzo, Dolomites, Italy (1)
Cortina d’Ampezzo, un paraíso invernal
Skiing in the Alps, Tofana, Dolomites, Italy
Esquiando en los Alpes ❤️
Rifugio Tofana, Dolomites, Italy
La vista desde el rifugio Tofana
Faloria, Dolomites, Italy
Las pistas de Faloria

Pero siempre estaba pensando que tenía que volver en verano para hacer trekking. El landmark de los Dolomitas –Tre Cime– no es accesible en invierno (solo con raquetas de nieve), a menos que seas un excelente esquiador, en cuyo caso puedes acercarte lo suficiente como para tomar una foto. Estaba súper frustrada por no poder verlos, así que cuando mi novio regresó con una selfie con Tre Cime en el fondo, me prometí a mí misma que volvería en verano para verlos con mis propios ojos.

Puedes imaginar mi alegría cuando un par de años después, este verano, Sina recibió un llamado de un amigo invitándonos a Cortina d’Ampezzo con él y su señora. Antes de que terminara de preguntarme si quería ir, yo ya tenía la mochila lista. Zapatillas de trekking, prepárense. ¡Vamos a la montaña!

Estos amigos, Ante y Darija, iban a un trail race –una carrera de 87 kms en las montañas–, así que estaba segura de que estarían felices de estar al aire libre.

Si vas a esquiar, compra el pase Dolomiti Superski. Te permitirá ir a 12 áreas de esquí diferentes, con aproximadamente 1200 kms de pistas. En Cortina encontrarás 120 kms en 80 pistas y 37 teleféricos y andariveles. ¡No te pierdas las vistas desde Lagazuoi, Tofana di Rozes y Monte Cristallo!


Los Dolomitas en verano

Me sorprendió ver que los pinos pasaron del blanco al verde. Lo mismo hicieron las montañas. Esta vez me encontré con ciervos, marmotas y pájaros. Los Dolomitas son un lugar diferente cuando cambian las estaciones. La única constante es cuán impresionantes se ven los macizos. En invierno puedes ver las piedras gigantes que crecen desde la nieve, pero en verano puedes ver capas. Hay prados verdes decorados con pequeñas flores de colores. Amarillo, blanco, rojo, morado, rosa, pequeños detalles que rompen el verde uniforme. Luego están los pinos, en un tono verde más oscuro. Luego hay una capa verde más oscura aún, de musgo tratando de escalar las montañas. Y luego los reyes y reinas del lugar, los impresionantes macizos.

Marmolada

Las carreteras onduladas te llevarán de una pequeña y linda aldea a otra, en las que destacan los balcones de madera que parecen haber sido sacados de Rapunzel. Nuestra primera parada fue Malga Ciapela, el lugar ideal para quedarse si vas a Marmolada. Ante y Sina fueron a escalar la impresionante cima de 3265 metros, mientras que Darija y yo nos decidimos por un día relajado y solo fuimos a un mirador para disfrutar de las increíbles vistas del glaciar Marmolada, una corta caminata desde el refugio al que se llega con un teleférico desde Passo Fedaia, a 2700 metros. ¿Cuántas veces puedo decir «impresionante» antes de aburrirte? Espero que tengas paciencia, porque lo es. Simplemente impresionante. Un par de tazas de té más tarde los chicos regresaron, felices de haber llegado a la cumbre.

Marmolada, Dolomites, Italy
¿Ves a esas personas chiquititas? Mi novio está entre ellos escalando el glaciar! ❤️

Cinque Torri

El siguiente destino en la agenda fue Cinque Torri. Este es uno de los principales landmarks de la zona, por lo que estaba estresada pensado en el gentío. Estábamos planeando ver la puesta de sol allí, así que supuse que no podríamos ser los únicos con esa idea. ¡Pero tuvimos mucha suerte! Me imagino que la gente hizo la caminata alrededor de los macizos más temprano, ya que habían muchos autos pero nadie en el sendero. Probablemente todos estaban tomándose una cerveza en el refugio.

El camino es fácil, con muy pocas subidas, rodeando las cinco torres, dándote la oportunidad de verlas desde todos los ángulos. Lo más divertido es que, dependiendo de dónde las mires, puede contar cuatro, seis o nueve. Hay un desvío muy obvio que no es parte del sendero desde donde puedes ver cinco claramente. No puedo entender cómo no es un mirador marcado, pero es fácil de encontrar.

Más allá de las hermosas vistas de la montaña, el sendero también es un museo al aire libre de la Primera Guerra Mundial –Museo della Grande Guerra. Encontrarás algunos soldados-maniquíes viviendo en cuevas y carteles con información sobre el desarrollo de la guerra en la zona.

Comenzamos la caminata desde el estacionamiento cerca del rifugio Scoiatolli, y nos tomó una hora dar la vuelta a los macizos (unos 3 kms, con 150 metros de altitud ganada).

Cinque Torri, Dolomites, Italy


Lago Sorapis

Como este viaje fue durante una ola de calor que afectó a todo el continente, las temperaturas en el área estaban por sobre los 30°C, así que nos levantamos temprano para partir al Lago di Sorapis. Si solo tienes tiempo (o energía) para una caminata, esta es la que te recomendaría. Es un sendero como lo describiría un libro: bien marcado, con vistas increíbles, con una combinación perfecta de subir, bajar y subir. Y el lago … espera hasta que te cuente sobre el lago.

Puedes manejar o tomar un bus al Passo Tre Croci, donde comienza el sendero. Empieza con una caminata fácil en un terreno plano que te lleva a un bosque de pinos. Luego sube, pero nunca es demasiado empinado, en un terreno rocoso (hay cuerdas de alambre en las partes estrechas del camino y donde hay áreas demasiado expuestas al acantilado). En algunos puntos baja un poco, en algunos puntos se vuelve plano. ¡Nunca es aburrido! Las vistas son increíbles todo el camino. Macizos a tu alrededor, con manchas de nieve para contrastar la piedra gris, café y roja. Un hermoso valle que mezcla pinos y prados abajo del acantilado. Y durante la caminata puedes ver Tre Cime a la distancia. Incluso si no hubiera un lago al final, recomendaría este sendero. Es simplemente hermoso. Pero hay más.

En aproximadamente 2 horas llegas a un lago con el agua con el tono más profundo de turquesa que he visto (y eso que he estado en el Caribe). El lago es simplemente perfecto. Está rodeado de pinos, tiene una pequeña pradera en el lado sur y está protegido por un macizo afilado y puntiagudo. Me podría haber quedado absorbiendo las vistas por días. ¿Hice suficiente hincapié en cuánto recomiendo esta caminata?

El camino ida y vuelta debería tomar menos de 4 horas (12 kms con más de 400 metros de altitud), pero deja todo el día para este paseo.

Sorapis lake, Dolomites, Italy


Col de Bois

Mientras Sina y Ante fueron a escalar la Ferrata degli Alpini en el Col de Bois, subí por un pequeño sendero en el bosque (> 2 kms, 150 m de altitud). Me hubiera gustado seguir caminando, pero ya era tarde y había recorrido más de 15 kms por la mañana, así que decidí dar un simple paseo entre los árboles. Cuando llegué al punto de partida de la ferrata volví al estacionamiento y me senté a tomar una taza de té en la terraza del restaurante Da Strobel. Cerró unos minutos más tarde, por lo que el camarero se sentó a hablar conmigo. Y luego el dueño se unió a nosotros.

Seguro me has oído decir que Italia es uno de mis países favoritos en el mundo, y este es el por qué. Estaba disfrutando la vista de una montaña increíble y del valle que la rodea y cinco minutos después estaba bebiendo vino con dos nuevos amigos. Apenas hablaban inglés, así que ellos me hablaban en italiano y yo respondía en español. ¡De alguna manera logramos conversar y reír por más de una hora! ¡Los italianos son maravillosos! Si estás en el área para en Da Strobel, no probé la comida, pero la gente super amable y amigable.

Col de Bois, Dolomites, Italy


DolomiEU

Este sendero lleva el nombre del geólogo francés Déodat de Dolomieu, quien descubrió la composición de la roca Dolomita en el siglo XVIII. Va desde el Rifugio Faloria hasta Río Gere, cruzando la ladera de Crepe di Faloria. Puedes comenzar tomado el teleférico de Cortina a Faloria y bajar caminando hasta Río Gere, o tomar un bus a Río Gere y subir caminando hasta Faloria. Hay 415 metros de aumento de altitud, por lo que puedes elegir la primera opción si quieres flojear ese día. Eso es lo que yo hice, pero volví a Faloria. Fueron alrededor de 2 horas y 40 minutos para hacer el circuito ida y vuelta de 7,25 kms.

Es un paseo encantador por el bosque con un mirador con impresionantes vistas de Cortina desde arriba, pero la parte más especial son las panorámcas desde Faloria, así que, si tomas el teleférico, comienzas el día viendo lo mejor. Aun así, es una excelente manera de estirar las piernas.

Cortina from above, Dolomieu trail, Dolomites, Italy
Cortina d’Ampezzo desde arriba – mirador del sendero DolomiEU

Lago Fedèra (Croda da Lago)

Para esta caminata debes manejar hasta el Ponte de Ru Corto (un poco antes del paso Giau) en la carretera SP638. Desde allí hay un camino bien señalizado, el número 437. Te llevará lentamente cuesta arriba a través del bosque hasta llegar a una bifurcación en un prado, donde debes tomar el sendero número 434. Me tomó 2 horas y 15 minutos caminar los 6,5 kms (con 500 metros de altitud ganada) hasta el lago.

El paseo es hermoso. Te llevará a través de un río, a un prado que me recordó a Suiza, y al final llegarás a un lindo y pequeño lago verde. Allí puedes caminar alrededor, nadar, hacer un picnic o ir a comer y tomar algo en el rifugio.

Federa lake, Dolomites, Italy


Tre Cime di Lavaredo

Este para mí era el plato de fondo, lo que más esperaba del viaje. Poco sabía que todas las demás personas en la región tenían el mismo plan. Hay un bus que te lleva hasta allí, por lo que es un paseo fácil, incluso si no tienes un auto. Teniendo en cuenta que son las montañas más famosas de los Dolomitas, entiendo que hayan multitudes, pero ¡me cargan!

Hay un circuito que rodea estas tres cimas. Comienza en el rifugio Auronzo, donde está estacionamiento/parada del bus. El primer tramo llega al rifugio Lavaredo. Hasta aquí hay un camino de asfalto y ves TONELADAS de personas de todas las edades y tamaños, que van con sus niños pequeños y sus perros, siguen a un guía turístico, y meten su selfie stick entremedio de los otros visitantes para sacar una foto. Simplemente lo odié.

La ruta normal continúa hacia Forcella Lavaredo, rifugio Locatelli, Malga dei Pastori y de regreso a rifugio Auronzo. Debería tomar alrededor de 3 horas y media cubrir los 9,5 kms. Como me encanta la paz y la tranquilidad que se supone que debes encontrar en las montañas, decidimos salirnos del camino. ¡La mejor decisión de la vida!

Desde el rifugio Lavaredo hay un pequeño sendero en la base de los macizos. Todavía habían manchones de nieve grandotes, y hay que caminar subiendo y bajando rocas. ¡La ruta perfecta! Es mucho más exigente mentalmente, porque durante la mayor parte del camino no puedes ver el sendero (solo sigues los montoncitos de piedras que lo señalan), pero es mucho mejor espiritualmente. Disfruté total y sinceramente caminar en la nieve, estar a los pies de estos impresionantes muros de piedra, y ver a las multitudes tan lejos que ni siquiera podía escucharlas. Sina fue una maravilla ayudándome en el camino. Incluso me tomó una (buena) foto, la que terminó siendo mi favorita del viaje (¡gracias, amor!).

Tre Cime, Dolomites, Italy
Hiking in Tre Cime, Dolomites, Italy
Mi foto favorita del viaje -los Dolomitas en verano, con un poquito de invierno

Lago Misurina

Después de pasar la mayor parte del día en Tre Cime, en el camino de regreso a Cortina, paramos por unas horas en el lago Misurina. Durante el verano, es donde todo el mundo va a acampar, por lo que tiene un ambiente super diferente a la lujosa Cortina. Puedes caminar alrededor del lago o comer y tomar algo en uno de los muchos cafés junto al lago. Es bastante pintoresco, pero después de Sorapis y Fedèra, es difícil impresionarse. Desafortunadamente, no lo vi en invierno, pero estoy segura de que con nieve a su alrededor se vería aún mejor. No queda más que volver : D

Misurina lake, Dolomites, Italy
Booking.com


¿Te gustó este post? ¡Guárdalo!

¿Cuándo es el mejor momento para visitar los Dolomitas, en invierno o en verano? No importa si buscas esquiar en los Alpes o hacer los mejores trekkings, Cortina d’Ampezzo es donde debes ir #Dolomitas #Veneto #Italia #Montañas #Trekking #Ski #ConsejosDeViajeDolomitas
¿Cuándo es el mejor momento para visitar los Dolomitas, en invierno o en verano? No importa si buscas esquiar en los Alpes o hacer los mejores trekkings, Cortina d’Ampezzo es donde debes ir #Dolomitas #Veneto #Italia #Montañas #Trekking #Ski #ConsejosDeViajeDolomitas

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *