Imperdibles de San Petersburgo, Rusia: una guía a través de una carta de amor

Con los imperdibles de San Petersburgo, Rusia, exploraras un lugar desde cultura, historia y arte se encuentran. Más que una guía de viaje con cosas que ver y hacer en la ciudad, esto es una carta de amor con lo mejor que el lugar tiene para ofrecer – Experiencing the Globe #SanPetersburgo #FederacionRusa #Rusia #ImperdiblesDeSanPetersburgo #ViajarASanPetersburgo #Wanderlust #FotografiaDeViajes #ViajesIndependientes #SoloFemaleTravel #Mochileando #BucketList

No hay forma de ver los imperdibles de San Petersburgo, Rusia, sin enamorarse de la ciudad. Si visitas la capital de la cultura rusa, después de pasear junto a los ríos y maravillarte con los majestuosos edificios, sentirás que te quedas con gusto a poco. Si exploras la “Ciudad de las Noches Blancas” en verano, te preguntarás cómo se ve en invierno, cuando está cubierta de nieve. La “Venecia del Norte” hará que te maravilles en cualquier época del año. Por eso no escribí una guía de viaje de San Petersburgo, sino una carta de amor. Porque solo decirte qué ver no es suficiente para que reserves un ticket, contarte cómo me sentí en Piter (como lo conocen los locales) lo será. ¡Qué buena decisión fue agregar San Petersburgo a mi lista!

Viajando a San Petersburgo

No hay mejor palabra para definir San Petersburgo que grandiosa. El único lugar en el mundo que me había dado esa sensación fue París. Es una de mis ciudades favoritas del globo. Me enamoré por su belleza sin esfuerzo. Me sorprendió sin siquiera intentarlo. Es un sentimiento tan mágico que sigo volviendo cada vez que tengo la oportunidad, y cada vez que me enamoro más y más. Nunca pensé que otro lugar podría hacerme sentir así. Hasta que llegué a San Petersburgo. Desde el momento en que entré a la ciudad, no podía creer lo que veía.

Fue construida en 1703 por Pedro el Grande para ser la capital del Imperio ruso (y siguió siendo la capital imperial durante dos siglos). Estaba destinada a ser grandiosa, adecuada para la familia real. Y así fue.

Pedro viajó mucho por Europa y quería que su ciudad tuviera lo mejor de aquello que él amó. No sé si esto era lo que él tenía en mente, pero lo que yo vi fue el encanto de los canales de Venecia, las amplias avenidas parisinas, la magnificencia de los palacios británicos, los detalles de la arquitectura de Viena y la vegetación de Estocolmo y Ámsterdam.

Cada rincón es una ocasión perfecta para una sesión de fotos, con un hermoso edificio tras otro. No importa dónde camines en su enorme centro, te sorprenderás.

Todo parece recientemente renovado, las calles están limpias, no hay animales callejeros. Independientemente de la situación económica del país, no se ve pobreza. Es imposible tener tiempo para ver las docenas de museos y exhibiciones de arte. Las estatuas repartidas por la ciudad sirven como recordatorio de sus orígenes reales. Y personas vestidas con trajes imperiales ofrecen a los turistas la oportunidad de posar con ellos para un recuerdo al estilo monárquico.

Pensé que pasaría poco tiempo en Piter, pero terminé quedándome por 9 días. Tuve la suerte de que la mayor parte de ellos fueron soleados (con unas esporádicas y cortas lluvias, solo para recordarme cuán al norte estaba). Fue el escenario ideal para pasear por las fotogénicas calles y perderme en su belleza. Ahora me pregunto cuán mágico sería volver en el invierno, la temporada para la cual se concibió la ciudad. Independientemente del clima, te reto a poner un pie en San Petersburgo y no enamorarte.

Saint Petersburg – Experiencing the Globe


Cosas que ver y hacer en San Petersburgo: una carta de amor

Hermitage

Como ya me había comenzado a enamorar de la ciudad a primera vista, quería empezar mi viaje explorando lo mejor de San Petersburgo para alimentar el amor. No hay duda de que ello sería el Hermitage. Si por alguna razón solo debes elegir una atracción, por favor que sea este grandioso museo. La colección es increíble. Puedes pasear por los pasillos rodeado del trabajo de Leonardo da Vinci, Rafael, Miguel Ángel, Rembrandt, Degas, El Greco, Canova, Matisse, Monet, Renoir, Kandinsky y muchos otros.

Pero su característica más sorprendente es el edificio en sí: el Palacio de Invierno. Al otro lado del arco del Edificio del Estado Mayor está la enorme Dvortsovaya Ploshchad, la Plaza del Palacio, el principal punto de encuentro de la ciudad. En el medio está la Columna de Alejandro, construida para conmemorar la victoria de Rusia sobre Napoleón. La plaza es motivo suficiente para visitar la ciudad, pero hay un edificio que, estoy segura, será uno de los edificios más llamativos que hayas visto. Bienvenid@ al Hermitage. Su arquitectura es exquisita. Intrincados detalles dorados sobre cada uno de los cientos de ventanas blancas y docenas de esculturas que protegen el edificio desde el techo. Para entrar en este hermoso landmark verde pasé por un patio con ordenados árboles, que parecían guardias saludándome. Una vez adentro, una alfombra roja me llevó a una magnífica escalera. Al pasear por las habitaciones, traté siempre de tener en mente mirar hacia arriba, ya que los techos también están muy decorados. Dejé toda una mañana para esta belleza, tomándome mi tiempo para quedar impresionada.

El exterior del Nuevo Hermitage también es todo un espectáculo, con 10 pilares de granito en forma de musculosos Atlantes. ¡Mi ciudad está coqueteando conmigo, incluso a través de su arte!

Consejo por si viajas con un presupuesto limitado: la entrada al museo es gratuita el tercer jueves de cada mes. Te ahorrarás 700 rublos, más una tarifa adicional de 200 rublos por tomar fotos (alrededor de 12€ en total), pero te demorarás en entrar (yo esperé unas dos horas). Que esto no te desanime, ya que el museo es enorme, por lo que las multitudes que se ven en la entrada se disipan rápidamente.
Además, los estudiantes de todas las nacionalidades tienen entrada gratuita (recuerda llevar tu tarjeta).
Revisa el sitio oficial para chequear horarios y precios.

Escuché a personas quejarse diciendo que el Hermitage no es realmente ruso, sino una copia de los palacios de Europa occidental, por lo que no merece una visita. Déjame decirte que esas personas están locas. No podría ser más ruso. De la Rusia imperial, por supuesto. Se parece a los palacios de Reino Unido, Francia y España, pero hay muchas características que recuerdan a la increíble era de Catalina la Grande: objetos de decoración, pinturas de emperadores y nobles, muebles, patrones en las telas, vestimentas reales, porcelana y platería, armamento. De hecho, es muy ruso.

* Si estás “decepcionado” por lo occidental de la exposición, anda al Museo Ruso para ver arte local.

General Staff Building & Hermitage, Saint Petersburg – Experiencing the Globe
Hermitage, Saint Petersburg – Experiencing the Globe
Art of the Hermitage, Saint Petersburg – Experiencing the Globe
Atlantis in the New Hermitage, Saint Petersburg – Experiencing the Globe


Nevsky Prospekt y la Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada

Después de una romántica mañana rodeada de bellas pinturas y estatuas, salí del mundo de cuento de hadas donde me llevó el Hermitage. Lo lógico era continuar el recorrido con un paseo por la avenida principal de la ciudad: Nevsky Prospekt. Esta hermosa calle alberga muchos de los tesoros de San Petersburgo. Comienza con el Almirantazgo, el edificio en forma de U que alberga a la Armada rusa, que originalmente fue diseñado como un astillero fortificado. Tiene una aguja brillante, puntiaguda y muy alta que define el horizonte de la ciudad. La avenida termina en Alexander Nevsky Lavra, el monasterio que alberga las reliquias del santo.

Nevsky Prospekt no es solo una calle para ver atracciones, sino una atracción en sí misma. Crimen y Castigo de Fiódor Dostoievski la usa como uno de sus escenarios. Tal vez no sea el pensamiento más romántico, pero un sueño hecho realidad para una geek como yo. Parece que mi ciudad no solo está coqueteando, sino que está tratando de hacer que me enamore por completo ❤️

Con novelas y cuentos en mi mente, es un deleite pasar por Dom Knigi, un magnífico edificio de estilo Art Nouveau, hogar de una enorme librería y una cafetería. Me tomo mi tiempo deambulando entre grandes maestros de la literatura, disfrutando el olor de los libros nuevos.

Dom Knigi, Saint Petersburg – Experiencing the Globe


Como toda gran historia de amor debe tener un episodio de desamor, mi primera visión del otro landmark de la ciudad, la iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada, fue de andamios. Me acerqué con miedo, pensando que se estaría ocultando de mí por completo, así que cuando di la vuelta al canal Griboyédova, lentamente comencé a mirar hacia arriba: el río, los majestuosos edificios a ambos costados, hasta llegar a uno de las construcciones más exquisitas que he visto, que solo ocultaba su torre superior, pero que mostraba el esplendor de todo lo demás. La característica iglesia con cúpulas en forma de cebolla se erige como un soplo de aire fresco en un mar de barroco y neoclásico. Obtuvo su peculiar nombre ya fue construida en el lugar donde el zar Alejandro II fue asesinado en 1881.

Savior on the Spilled Blood, Saint Petersburg – Experiencing the Globe
Savior on the Spilled Blood church, Saint Petersburg – Experiencing the Globe


Todavía asombrada, volví a Nevsky Prospekt para encontrarme con la imponente neoclásica catedral de Kazan. Siguiendo el modelo de la Basílica de San Pedro de la Ciudad del Vaticano, esta colosal iglesia está dedicada a Nuestra Señora de Kazán, uno de los íconos más sagrados de Rusia. Crucé sus enormes puertas de bronce y paseé entre devotos peregrinos rezándole a los íconos.

Un desvío rápido me llevó a Mikhaylovskiy Skver, un parque verde que alberga un monumento al amado poeta Alexander Pushkin.

Como la magnífica avenida todavía tenía mucho que mostrarme, regresé rápidamente. Un acogedor edificio que parece una galería de arte esconde una elegante galería comercial –Passage, justo al otro lado de la calle del gran centro comercial Gostiny Dvor.

Aptamente ubicado junto a la Biblioteca Nacional de Rusia, se encuentra el monumento a Catalina la Grande. San Petersburgo le debe mucho a su querida monarca, ya que fue ella quien llevó a Rusia a una Edad de Oro de la Ilustración. Catalina es reconocida como mecenas de las artes, la literatura y la educación. El Hermitage comenzó como la colección personal de la emperatriz, y fue durante la era de Catalina cuando se dictaminó que el horizonte de la ciudad no podía ser más alto que el Palacio de Invierno y que el espacio entre los edificios estaba prohibido. Pedro el Grande dio a luz a la ciudad, pero fue Catalina quien le dio su alma.

Al otro lado de la calle está el Emporio de Eliseyev. Después de mostrarme muchos lugares impresionantes, mi ciudad me invitó a este magnífico edificio de estilo Art Nouveau, donde encontré una tienda encantadora con deliciosos pasteles y un concierto de piano esperándome. Si eso no es romance, ¡no sé qué podría ser!

Eliseyev Emporium, Saint Petersburg – Experiencing the Globe


Unos pasos más adelante me encontré con el puente Anichkov, el más antiguo sobre el río Fontanka. Su característica principal es un conjunto de esculturas: los domadores de Caballos. Se dice que representan al hombre luchando contra los elementos y el triunfo sobre la naturaleza, convirtiéndolo en un monumento al pueblo ruso.

Otras atracciones imperdibles de San Petersburgo

Después de rendirme ante la belleza de la Plaza del Palacio, explorar los tesoros del Hermitage y pasear por la magnífica Nevsky Prospekt, me enamoré por completo. No había nada más que San Petersburgo pudiera hacer para hacerme amarla más. O eso pensé.

La Catedral de San Isaac es otra vista impresionante, pero después de subir los 400 escalones hasta su plataforma de observación, el panorama de la ciudad a mis pies hizo que mi corazón latiera aún más fuerte. Me detuve para apreciar la gran cantidad de detalles que alberga este edificio. Es la catedral más grande de San Petersburgo y supuestamente la cuarta más grande del mundo. Hoy en día ha vuelto a su apogeo, por lo que es difícil imaginar que durante los días soviéticos fue utilizada como Museo de Historia de la Religión y el Ateísmo.

Justo afuera, en el jardín, había gente bronceándose, mostrando su agradecimiento por los raros días soleados.

St Isaac's cathedral, Saint Petersburg – Experiencing the Globe


Otro definidor del horizonte es la torre de la catedral de Pedro y Pablo con un ángel sosteniendo una cruz. Es la vista principal de la Fortaleza de Pedro y Pablo y el lugar donde la familia imperial fue enterrada (la mayoría de los zares descansan aquí, incluidos Pedro y Catalina la Grande). Otro recordatorio más del linaje real de mi ciudad.

Peter and Paul fortress, Saint Petersburg – Experiencing the Globe


Al cruzar de vuelta a la isla Petrogradsky no puede evitar hacer un pequeño desvío para contemplar la hermosa mezquita de San Petersburgo. Los azulejos turquesa me llevaron por unos segundos de vuelta a Isfahan en Irán

Hay muchos muchos puentes sobre los ríos y canales. Se pueden cruzar y navegar, pero durante el verano se vuelven mágicos. No solo están allí para permitirnos saltar de isla en isla, sino que también viven para sorprendernos. De abril a noviembre 22 puentes se levantan, creando un espectáculo nocturno que todos pueden apreciar.

*Consejo pro: asegúrate de estar en el lado correcto del río cuando veas la apertura de los puentes, de lo contrario podrías quedar atrapado en el lugar que elegiste para verla hasta que vuelvan a cerrarse, alrededor de las 5 AM.

Mi ciudad sabía cuánto amé el Palacio de Invierno, por lo que se las arregló para darme otro punto de vista del impresionante edificio. Cruce a la isla Vasilevsky para ver de cerca tres grandes columnas rojas adornadas con proas de barcos capturados, una forma de mostrar el poder naval del Imperio: las columnas rostrales. La vista del Hermitage con el Neva corriendo a sus pies es impresionante.

Rostral Columns, Saint Petersburg – Experiencing the Globe


Después de presenciar tanta grandeza, no podía imaginarme cómo era la ciudad antes de Pedro el Grande, así que fui a visitar su cabaña de madera, el primer edificio de San Petersburgo, para contemplar los humildes comienzos de la ciudad. Aquí es donde vivió el zar, y aunque está construida con delicadeza, no es más que una choza en un parque (bueno, para los estándares imperiales). Debería haber sabido lo modesto que era Pedro el Grande debido a la estatua en su honor, donde está trabajando en un bote en lugar de posar regiamente.

Al otro lado del río, el encantador jardín de verano me llamaba –es el lugar perfecto para pasear sin rumbo y disfrutar del silencio en medio de la bulliciosa metrópolis. Los colores del verano son hermosos, con un tono de verde después de otro, pero estoy segura que el jardín se ve aún más increíble en otoño, cuando los verdes se encuentran con rojos, naranjas y amarillos. Me prometí a mí misma que volvería a verlo. Cada aventura de verano termina con la promesa de reunirse de nuevo, y la nuestra –de Piter y mía– no podría ser diferente.

Un imperdible que no pude hacer fue ir a un concierto, ballet u ópera. Los edificios de la filarmónica y los teatros se ven impresionantes, pero estoy segura que los interiores, especialmente cuando cobran vida con la música, deben ser espectaculares. Esta podría ser la primera cita de nuestro futuro encuentro…

La ciudad conoce a sus turistas. Parece que todos deambulan por las mismas áreas, ya que en los buses públicos escucharás la versión en inglés de los nombres de las paradas, pero solo en los lugares turísticos. Si te aventuras fuera de las “visitas obligadas”, el inglés desaparece y comienzas a ver una Rusia más auténtica.

Cosas no turísticas para hacer en San Petersburgo

Los minutos se convirtieron en horas, y las horas se convirtieron en días durante este romance, así que después de pasar un montón de tiempo recorriendo y comiendo blini y pirogi, en algún momento tenía que trabajar un poco. Me recomendaron un Time Café y estoy feliz de transmitir el conocimiento porque es un concepto genial. Son una especie de espacio de coworking, donde tienes escritorios y sofás, y una cocina con café, té y algunos dulces. Cuando entras te entregan un reloj y pagas unos pocos rublos según el tiempo que estés allí (todo el día te costará alrededor de 10€ –menos que un par de tazas de café en cualquier otro lugar).

Tenía que empezar a decir adiós a Piter, pero había una sitio más que quería ver: Annekirche –la iglesia de Santa Ana. Fue construida como una iglesia luterana a fines del siglo XVIII y se cerró en 1935, cuando se transformó en un cine y luego en una discoteca. Después de ser gravemente dañada por un incendio, se convirtió en una galería de arte. Hoy parte del edificio volvió a su propósito original, el resto es una sala de exposiciones con una cafetería. Independientemente de su uso, el edificio quemado es extrañamente hermoso y el escenario ideal para los fotógrafos que buscan algo especial.

Annekirche, Saint Petersburg – Experiencing the Globe


Continué hasta el Tavricheskiy Sad. Un rey verde en el medio de la ciudad, este parque solo ve a locales. Sin ningún otro turista a la vista, pasé el día observando a la gente mientras juntaba fuerzas para dejar atrás a Piter.

No te preocupes, querido, me verás de nuevo 😊

Información práctica

¿Dónde está San Petersburgo?

La más cosmopolita y occidental (geográfica y culturalmente) de las ciudades de Rusia se encuentra en el Mar Báltico, a la cabeza del Golfo de Finlandia. San Petersburgo se eleva alrededor de los muchos brazos del río Neva. Es la segunda metrópoli más grande del país, con una población de más de 6 millones de personas (lo que la convierte en la metrópoli más septentrional del mundo). Es conocida como la capital cultural de Rusia, y el centro de la ciudad es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Debido al río Neva y los numerosos canales que bañan la ciudad se conoce como “la Venecia del Norte”, y debido a los largos días de verano, cuando la ciudad no se oscurece por completo durante aproximadamente un mes, también recibe el apodo de “la ciudad de las noches blancas”. Fue fundada como San Petersburgo (Санкт-Петерб́ург: Sankt Peterburg en ruso) pero ha sido renombrada debido a eventos históricos: primero Petrogrado durante la Primera Guerra Mundial, luego Leningrado en 1924. Volvió a su nombre original después de la caída del URSS.

Los veranos son agradables, con un promedio máximo en julio de 23°C (73°F), y los inviernos son fríos, con un promedio mínimo en febrero de -8.5°C (16.7°F).

¿Es seguro visitar San Petersburgo?

Me sentí completamente segura en la ciudad como una mujer viajando sola. Estuve en Moscú hace unos años, y la sensación de seguridad es muy diferente. En la capital me sentí más extranjera, ya que la gente me miraba como diciendo “¿qué demonios estás haciendo aquí?”. En defensa de Moscú, podría haber sido porque fui en invierno, y probablemente era la única extranjera en la ciudad. De hecho, estoy segura de que no habría sobrevivido sin un diccionario de viajes. San Petersburgo fue todo lo contrario. Fui en verano y era una más entre muchos turistas. Caminé por todos los lugares donde quize ir, incluso de noche, y nunca me sentí en riesgo.

Dicho esto, si eres un viajero LGBTI+, evita las demostraciones públicas de afecto. Es una pena que tengas que preocuparte por esto, pero no importa cuán occidental sea la ciudad, sigue estando en Rusia.

Hermitage - Winter Palace, Saint Petersburg – Experiencing the Globe


¿San Petersburgo es caro?

Absolutamente no. La cantidad que gastes obviamente dependerá del nivel de lujo de tu viaje, pero si tienes un presupuesto ajustado, San Petersburgo es perfecta. Desde comida barata hasta alojamiento casi gratis, fácilmente la ciudad hará que tu dinero dure. Hay muchos hostales decentes por menos de 5€, y una comida abundante en una cadena local de comida rápida (como Теремок) solo te costará otros 5€.

Booking.com

¿Cómo llegar a San Petersburgo?

La ciudad está bien conectada con otras ciudades rusas y con las capitales de sus vecinos en tren, bus y ferry. Puedes llegar fácilmente a San Petersburgo desde Helsinki y Tallin, y con un poco de paciencia desde Riga, Vilna, Minsk y Estocolmo.

También tiene un aeropuerto internacional (aeropuerto de Pulkovo – LED), a solo 20 km de la ciudad, con vuelos frecuentes desde otras ciudades rusas, y desde toda Europa y Asia.

Visa rusa

Algunos de nosotros somos afortunados al no necesitar una visa para visitar Putinland. En este link encontrarás una lista de las nacionalidades que pueden viajar a Rusia solo con sus pasaportes.

Si no estás allí, no temas. Debido a los estrechos vínculos de San Petersburgo con occidente y la complicación general de obtener una visa rusa, el gobierno creó una visa electrónica especial para San Petersburgo. Puedes postular en este enlace.

Ahora, si llegas en ferry o crucero y tu estadía será de menos de 72 horas, puedes obtener una visa especial al reservar una excursión con una agencia de viajes local. La desventaja de esta opción es que no tienes libertad para explorar por tu cuenta. Debes dormir en tu barco y solo puedes bajarte acompañado de un guía autorizado. A menos que tu visita sea muy corta y estés pensando en reservar un tour de todos modos, te sugiero que elijas la simple-de-obtener visa electrónica antes mencionada.

Excursiones de un día desde San Petersburgo

Si tienes un poco de tiempo extra y ganas de descubrir lo que hay en los alrededores de San Petersburgo, estas son las mejores excursiones desde la ciudad:


¿Te gustó este post? ¡Guárdalo!

Con los imperdibles de San Petersburgo, Rusia, exploraras un lugar desde cultura, historia y arte se encuentran. Más que una guía de viaje con cosas que ver y hacer en la ciudad, esto es una carta de amor con lo mejor que el lugar tiene para ofrecer – Experiencing the Globe #SanPetersburgo #FederacionRusa #Rusia #ImperdiblesDeSanPetersburgo #ViajarASanPetersburgo #Wanderlust #FotografiaDeViajes #ViajesIndependientes #SoloFemaleTravel #Mochileando #BucketList
Con los imperdibles de San Petersburgo, Rusia, exploraras un lugar desde cultura, historia y arte se encuentran. Más que una guía de viaje con cosas que ver y hacer en la ciudad, esto es una carta de amor con lo mejor que el lugar tiene para ofrecer – Experiencing the Globe #SanPetersburgo #FederacionRusa #Rusia #ImperdiblesDeSanPetersburgo #ViajarASanPetersburgo #Wanderlust #FotografiaDeViajes #ViajesIndependientes #SoloFemaleTravel #Mochileando #BucketList
Por Coni de Experiencing the Globe

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subscribe

Let's go round the world in 201 experiences! Get tons of tips and inspiration in your own inbox.

Check our Privacy policy

No spam. Just travel.