Peterhof desde San Petersburgo: cómo llegar y qué ver

En esta, la guía definitiva sobre Peterhof, encontrarás todo lo que necesitas para optimizar tu visita a los principales parques, palacios y a los imperdibles de Peterhof, incluyendo rutas sugeridas, cómo escapar de las multitudes, qué lugares visitar, y cómo visitar Peterhof desde San Petersburgo de forma independiente – Experiencing the Globe

Esta es la guía definitiva sobre Peterhof y sus palacios. Aquí encontrarás toda la información que necesitas para aprovechar al máximo tu visita a los parques de Peterhof y a los lugares imperdibles, incluyendo rutas sugeridas de hermosos paseos por el pueblo. Aprenderás cómo escapar de las multitudes, qué palacios visitar y cómo llegar a Peterhof de forma independiente. Después de leer esta guía tendrás todas las herramientas necesarias para aprovechar este viaje al máximo. ¡Visita el Palacio de Peterhof desde San Petersburgo como un local!

Nota: Algo que no hice durante mi maravilloso viaje a San Petersburgo fue ir Peterhof. Pensé en dejarlo para la próxima visita a la ciudad, para así tener una excusa para volver a un lugar que amé, ya que, como puedes leer en mi post, me enamoré total y completamente de Petersburgo. Pero luego conocí a Alexandra y Karina, dos nativas de la ciudad, y me ofrecieron a escribir un post sobre su amado Peterhof, así que aquí está. Me hicieron soñar despierta con su increíblemente detallada guía, y estoy segura de que sentirás lo mismo. ¡Ahora no puedo esperar para ir!

Visitando Peterhof desde San Petersburgo

Definitivamente un día no es suficiente para explorar todos los parques de Peterhof, una de las residencias más famosas de los monarcas rusos, que se extiende a lo largo de la costa del Golfo de Finlandia. Por supuesto, necesitarás al menos un día completo (pero mejor dos) para tener la oportunidad de ver más allá de las fuentes de los Jardines Inferiores.

Peterhof es encantador en cualquier temporada, aun cuando cierran las fuentes, con sus parques, lagos, residencias imperiales, establos y estación de tren, una de las más antiguas de Rusia. La mayoría de los turistas van a Peterhof solo por unas horas y solo ven un poquito de lo que puede ofrecer este encantador pueblo, pasando la mayor parte de su tiempo haciendo colas para entrar al palacio. Te sorprenderá saber que pocas personas exploran Peterhof de verdad y disfrutan de su ambiente relajado y romántico, ¡y espero que seas uno de ellos! Viví en Peterhof durante muchos años y lo amo con todo mi corazón, ¡estoy muy feliz de poder compartir contigo mis consejos de cómo visitar Peterhof de San Petersburgo!

Grand Cascade and Sea Channel, Peterhof, Russia
La Gran Cascada y el Canal del Mar

Cómo llegar a Peterhof desde San Petersburgo de forma independiente

Peterhof en barco de alta velocidad (hidroala / hydrofoil)

Ir a Peterhof en hidroala, un barco de alta velocidad que se desliza sobre la superficie del agua, puede ser emocionante y es la forma más rápida de llegar desde el centro de San Petersburgo. Todas las hidroalas salen de los muelles situados en alrededor de la Plaza del Palacio y el Almirantazgo. En general, salen cada 30 minutos desde las 10 am hasta las 7 pm. El ticket por trayecto cuesta alrededor de 800-900 RUB, y se puede comprar en el muelle o en línea. El viaje dura unos 30 minutos y llegarás directamente a los Jardines Inferiores con las Fuentes, donde tendrás que comprar un ticket para entrar al parque.

Ten en cuenta: Las hidroalas navegan solo durante la temporada de alta y media, normalmente de mayo a octubre, cuando funcionan las fuentes.

Si no te mareas, viajar en bote te permitirá disfrutar de vistas hermosas de la ciudad y de su costa. Debo advertirte que las hidroalas pueden estar bastante abarrotadas y son ruidosas. Estas son usadas casi exclusivamente por los turistas, ya que los locales las usamos solo en ocasiones especiales, por ejemplo, cuando nos visitan amigos de otras ciudades y países.

Si quieres ver más que los Jardines Inferiores, tienes que combinar las hidroalas con otro tipo de transporte para volver a San Petersburgo, ya que no podrás salir de los Jardines Inferiores y volver a entrar más tarde para ir al muelle.

Peterhof en bus o marshrutka

Esta es la forma más económica de llegar a Peterhof. Los buses públicos y las marshrutkas (la palabra rusa para una minivan que transporta pasajeros), salen de muchas estaciones de metro en la parte sur de la ciudad. Los usan tanto los lugareños que viven en Peterhof como los turistas, aunque mayoritariamente los de habla rusa.

Consejo pro: toma el bus o marshrutka desde la estación de metro Avtovo en la línea roja. Está situada en la salida de la ciudad y camino a Peterhof, por lo que pasarás menos tiempo en atascos de tráfico. Además, Avtovo es una de las estaciones más antiguas y hermosas del metro de San Petersburgo. Está decorada en un impresionante estilo imperial de Stalin y es una de las pocas estaciones que no tienen escaleras mecánicas. La mayoría de los tours de metro incluyen una visita a esta estación.

Al salir de la estación de metro Avtovo, cruza la Avenida Stachek por el paso subterráneo para llegar a la estación de buses. Los buses municipales número 200 y 210, y las marshrutkas número 224, 300, 404 y 424 (424А) pasan por Peterhof. Los números pueden cambiar, por eso el punto de referencia principal es la palabra rusa ФОНТАНЫ en mayúsculas (FUENTES, se pronuncia como «fantany» con el acento en la segunda sílaba) escrita en el indicador de la ruta del vehículo. Si preguntas a los lugareños cómo llegar a Peterhof o a las fuentes, alguien va a ayudarte.

Tardarás unos 30 minutos en llegar a Peterhof desde Avtovo. Las tarifas para los buses públicos son alrededor de 70 RUB por trayecto, y las marshrutkas pueden ser un poquito más caras. Se puede usar la tarjeta de recarga de transporte público de San Petersburgo, podorozhnik, para pagar el viaje.

Los buses son más cómodos y espaciosos que las marshrutkas, las que hacen escalas en casi cualquier lugar a petición de los pasajeros. Si quieres detener una marshrutka, puedes hacerlo levantando la mano. Los buses se detienen solo en las paradas indicadas a lo largo de su ruta, así que no reaccionarán a las señales de la mano.

Si viajas a Peterhof de esta manera, verás varios palacios a lo largo del camino, como el Palacio de los Congresos y el Palacio de Constantino, el más impresionante. Está situado en Strelna, a unos 10 minutos antes de tu última parada en el centro de Peterhof, y fue restaurado para convertirse en la residencia del presidente en 2003. En la antigua carretera de Peterhof habían muchos palacios de la nobleza y familias ricas antes de la Segunda Guerra Mundial, con más de 200 mansiones a lo largo de la misma. Después de la guerra, sobrevivieron menos de una docena y solo unas pocas fueron reconstruidas.

Peterhof en tren

Es mi opción favorita. En general, la usan los locales y los turistas de habla rusa, pero es ideal también si no tienes prisa, si puedes comunicarte con la gente local que no habla idiomas extranjeros con fluidez, y si te gusta disfrutar las vistas desde tu ventana viajando en tren. Además, la estación de trenes de Peterhof es muy hermosa, aunque actualmente no está en su mejor estado. Esta ruta de tren es una de las más viejas del país. Y, por supuesto, alguien en el tren o en la estación te entenderá y dará instrucciones si usas las palabras mágicas: Fuentes y Peterhof.

Los trenes locales salen de la estación de trenes Baltiyskya, ubicada en la parada de metro Baltiyskaya de la línea roja (casi todas las estaciones de trenes se encuentran en la línea roja). Tendrás que comprar tickets hasta la estación de trenes Peterhof Nuevo (Новый Петергоф – Noviy Petergof en ruso). Puedes comprarlos en las terminales o en el mostrador. Los locales también los compramos a través de una aplicación móvil, pero actualmente existe solo en ruso. Un ticket te costará alrededor de 60-70 RUB por trayecto. Es mejor verificar el horario de antemano en internet, ya que pueden haber largos intervalos entre los trenes al mediodía. La mayoría de los sitios web están en ruso, pero puedes pedir a alguien de tu hotel o a tu anfitrión ayuda con eso.

Consejo pro: la mayoría de los trenes tienen baños, y hay algunos muy modernos, llamados lastochka (golondrina en ruso). También puedes usar el baño de la estación Baltiyski de forma gratuita si presentas el ticket de tren en la entrada.

El viaje durará unos 40 minutos. En los trenes verás a diferentes proveedores que pasan de un vagón a otro y venden todo tipo de cosas baratas.

La estación de trenes de Peterhof

Al acercarte a la estación de Nueva Peterhof, verás un magnífico edificio neogótico blanco y esa es la señal de que debes bajar del tren. Este edificio fue construido en la década de 1850, según el diseño de Nicolás Benois y con el dinero de barón Von Stiglitz, un famoso filántropo ruso. En sus amplios salones tenían lugar los bailes de verano de la nobleza. La estación te hará recordar una catedral católica –de hecho, fue construida como una copia más pequeña del Duomo de la ciudad italiana de Orvieto, que había sido reconstruida con la ayuda de Benois.

Peterhof Train Station, Peterhof, Russia
La hermosa neogótica estación de trenes de Peterhof

En la estación se rodaron muchas películas soviéticas y rusas. Desafortunadamente, en el transcurso de la restauración de 2003 se perdieron algunos de sus muebles originales de roble y hasta ahora las magníficas salas están cerradas, porque los Ferrocarriles Rusos aún no pueden terminar las obras de restauración (es un tema escandaloso que se ha llevado a la justicia ya muchas veces). Puedes pasear por las plataformas y ver el edificio desde diferentes puntos de vista, imaginando cómo se veía durante la época imperial.

Nicolás Benois provenía de una prominente familia artística rusa que fue fundada por un cocinero francés que huyó de Francia al Imperio Ruso durante la Revolución Francesa. Benois construyó muchos edificios en Peterhof y su hijo, Leon, siguió sus pasos, convirtiéndose en uno de los arquitectos más famosos de San Petersburgo en la víspera del siglo XX. Algunos representantes de esta familia aún viven en San Petersburgo y se puede visitar su apartamento familiar con un tour especial. En Peterhof está el Museo de la Familia Benois, situado en una de las alas de la Casa de la Dama de Honor, cerca de los Jardines Inferiores.

En el lado opuesto de la gran plaza de la estación verás un pequeño jardín con una parada de buses y un gran parque en el fondo. La mayoría de los buses que paran en el lado oriental te llevarán al centro de Peterhof (números 344, 348, 350, 351, 352, 355 y 356). El ticket te costará alrededor de 40-50 RUB, dependiendo de si usas podorozhnik o pagas en efectivo.

En unos 7-10 minutos estarás frente a la entrada principal de los Jardines Inferiores. Verás el parque con fuentes y la fachada de Gran Palacio. Además, en temporada alta, justo antes de que el bus llegue a esta parada, el controlador dirá la palabra mágica «fuentes» en ruso (recuerda, «fanTAny»).

Alternativamente, puedes dar un paseo hasta el centro de Peterhof. Te tomará alrededor de 40 minutos, pero la ciudad es realmente hermosa y está rodeada de parques. Aquí puedes ver el mapa del paseo que atraviesa parte del Parque Alejandría, que se puede visitar de forma gratuita.

¿Qué ver en Peterhof?

Los Jardines Inferiores y las Fuentes, el Versalles Ruso

Los Jardines Inferiores con sus magníficas fuentes es definitivamente el punto de atracción principal de Peterhof. Fue fundado por Pedro el Grande, que estaba tan impresionado por Versalles en Francia que decidió hacer algo aún más impresionante en sus tierras. El sistema de cascadas de las fuentes de Peterhof y los magníficos palacios y pabellones realmente te dejan sin aliento. Aquí no ahorramos agua: todas las fuentes funcionan por 8 horas todos los días durante la temporada alta y sus aguas fluyen directamente al mar, sin regresar al sistema de bombeo.

Puedes llegar a los Jardines Inferiores por mar, como Pedro el Grande prefería hacerlo, o por tierra. Si llegues en hidroala de alta velocidad, desembarcarás cerca del Palacio de Monplaisir de ladrillo rojo, la construcción más antigua de Peterhof. Y en cualquier otro caso entrarás a los Jardines Inferiores desde el lado de un hermoso Parque Superior, que es visible desde la carretera principal. La entrada al parque superior frente al Gran Palacio es gratuita.

Las entradas están disponibles online en la página web de los Parques de Peterhof y también hay taquillas en el muelle cerca del Palacio Monplaisir y en ambos lados del Palacio Grande. Puedes comprar las entradas para los palacios de Jardines Inferiores en la misma página web o visitarlo con nuestro recorrido.

Un Poquito de Historia:
Pedro el Grande comenzó a diseñar su primera residencia con fuentes en Strelna –en el lugar donde ahora se puede ver el Palacio de Congresos (Palacio de Constantino) cuando viajas a Peterhof en auto o bus. Resultó que la costa en Strelna era demasiada plana y que el agua del río local no podía alimentar naturalmente tantas fuentes como el zar deseaba tener. Al mismo tiempo, Pedro visitó la finca cercana de sus aliados en Ropsha, en la colina al sur de Peterhof, y quedó impresionado por la abundancia de manantiales naturales en esa tierra. Decidió redirigir el agua de las colinas de Ropsha a través del canal con lagos artificiales a la zona costera, y así nacieron los Jardines Inferiores con las fuentes. El sistema de alimentación de las fuentes se convirtió en un milagro de ingeniería y está funcionando sin interrupción desde el siglo XVIII.

Grand Cascade, Peterhof, Russia
La Gran Cascada de Peterhof

Las Fuentes de Peterhof

El elemento clave de la composición del parque es la Gran Cascada y la fuente de Sansón, que abre las fauces de un león –una alegoría de la victoria de Rusia sobre Suecia en la Guerra del Norte, durante la cual San Petersburgo fue fundada en los territorios recapturados. Además de esa fuente masiva que arroja agua con tanta fuerza que todos los que están cerca se mojan de inmediato, hay otras fuentes de todo tipo en el parque y ¡es una gran alegría explorarlas!

Aquí encontrarás cascadas, templos-fuentes, la fuente del sol, fuentes romanas y algunas fuentes-truco. Necesitarás 1.5 o 2 horas para verlas y apreciar toda la belleza del parque.

La mayoría de las fuentes fueron destruidas por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, y todavía están bajo restauración. El sistema original de alimentación de agua del siglo XVIII ha sobrevivido, y hoy los ingenieros no entienden completamente cómo funciona. Sansón fue la primera fuente restaurada: se inauguró en 1947. Hace pocos años descubrieron los restos de un antiguo laberinto con fuentes en la frontera de los Jardines Inferiores con el Parque Alejandría, y reconstruyeron el sistema desde cero. Por lo tanto, la restauración en el parque es un proceso continuo y muy emocionante que sigue descubriendo hallazgos extraordinarios.

Eve fountain, Peterhof, Russia
La fuente de Eva

Palacio Monplaisir

Hay varios palacios y pabellones en los Jardines Inferiores –Monplaisir es el más antiguo y el más auténtico de todos. Esta modesta mansión de estilo holandés era el lugar favorito de Pedro el Grande, ya que le encantaba mirar al mar desde sus grandes ventanas. Es el único palacio de piedra de Pedro que sobrevivió, y el único edificio en los Jardines Inferiores que no fue destruido por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, aunque su interior sufrió graves daños. Los tilos y robles viejos que rodean al palacio también crecen allí desde la época imperial. Casi todos otros árboles en los jardines fueron talados durante la guerra y plantados nuevamente con posterioridad.

Te recomiendo visitar el Palacio con un recorrido. Verás los objetos personales de Pedro I (evacuados durante la guerra) y su colección de pinturas de Grandes Maestros. Entre ellas había una obra de Rembrandt, que ahora se encuentra en el Museo del Hermitage. La entrada a Monplaisir es más barata que al Gran Palacio y, aunque tiene muchos visitantes durante la temporada, no se llena tanto como el Gran Palacio.

Monplaisir está abierto de mayo a octubre, pero puede cerrar en los días de lluvias fuertes sin aviso previo.

Monplaisir Palace, Peterhof, Russia
Palacio Monplaisir

Gran Palacio de Peterhof

Este enorme palacio de estilo barroco fue construido durante el reinado de la hija de Pedro el Grande, Isabel. El pomposo estilo barroco satisfizo perfectamente sus necesidades y preferencias, ya que ella ofrecía muchísimos bailes formales y de máscaras. Para estas ocasiones las salas de gala estaban ricamente decoradas con oro, mármol y espejos.

El palacio, construido con el diseño de Bartolomeo Rastrelli, se ve más espacioso desde el exterior de lo que realmente es –en el interior es bastante estrecho con muchas habitaciones pequeñas, por eso es una ilusión óptica que sorprende a todos los visitantes. Fue utilizado principalmente para lujosas recepciones, bailes y ceremonias, los zares y las zarinas no vivían allí.

La mayoría de los artículos del palacio habían sido evacuados al estallar la guerra, por eso sobrevivieron. El palacio mismo fue casi completamente destruido por los nazis durante su retirada. Fue recreado después de la guerra, utilizando viejas tecnologías del siglo XVIII.

Como está lleno de gente en la temporada alta, te recomiendo visitarlo fuera de temporada, cuando las fuentes están cerradas pero el palacio está medio vacío. De lo contrario, prepárate para pasar un par de horas en la cola rodeado de enormes grupos turísticos.

Samson, Grand Palace and Grand Cascade, Peterhof, Russia
La Fuente de Sansón, el Gran Palacio y la Gran Cascada

Alejandría

Hay otros pabellones en los Jardines Inferiores que albergan algunas exposiciones interesantes de vez en cuando, pero si es tu primera visita a Peterhof, te recomiendo dejarlos para otra oportunidad y explorar Alejandría, otro gran parque con mansiones donde vivieron los emperadores rusos.

Se puede recorrer Alejandría rápido tomando el tren turístico que sale de los Jardines Inferiores y regresa al mismo lugar. Hay audioguías en diferentes idiomas y el viaje durará unos 30 minutos. Los tickets cuestan alrededor de 700 RUB.

Para dar un paseo más relajante y visitar algunas mansiones, tendrás que ir andando. Y definitivamente vale la pena hacerlo.

Gothic well, Alexandria Park, Peterhof, Russia
El pozo gótico, Parque Alejandría

Si sales de los Jardines Inferiores por su lado oriental, donde hay invernaderos y baños públicos, solo tendrás que girar a la izquierda para llegar a la entrada. También hay otra salida alternativa que va directamente de los Jardines Inferiores a Alejandría.

Antes de entrar el romántico Parque Alejandra, echa un vistazo a los magníficos establos neogóticos de ladrillo rojo que estarán frente a ti si entras por la parte de los invernaderos. Es uno de mis lugares favoritos y la mayoría de los turistas nunca los notan, a pesar de que están tan cerca de otras atracciones principales de Peterhof.

Establos Imperiales

Es uno de los lugares más románticos de Peterhof, apreciado por los amantes del cine y la fotografía. Los establos fueron construidos a mediados del siglo XIX en el estilo neogótico según el diseño de Nicolás Benois, quien también fue el arquitecto de la estación de tren de Peterhof. La emperatriz Alejandra, la esposa de Nicolás I, era muy aficionada a este estilo y, dado que el emperador era el principal desarrollador de este pueblo y amaba a su esposa, podemos encontrar muchos edificios neogóticos en Peterhof.

¿Puedes creer que el conjunto de establos ocupa todo el barrio rodeado de 4 calles? En la época imperial, los establos eran el hogar de 330 caballos. Su picadero, recientemente reconstruido, tiene un magnífico piso de madera de roble ahumado y tilo. Todos los establos tienen grandes ventanas de lancetas, por eso no requieren la iluminación adicional durante el día. Cuando los caballos envejecerían, no los asesinaban, sino que los enviaban a los establos para caballos retirados en la Villa de los Zares (actualmente Pushkin), donde vivían en paz.

Durante la Segunda Guerra Mundial, los establos fueron convertidos en un hospital y oficinas de la Gestapo por los nazis. Los edificios no fueron destruidos.

En la era soviética y hasta 2013, los antiguos establos albergaban un balneario con agua curativa que se extraía en el lugar. Hasta hace poco era posible comprarla. Recuerdo que era muy salada, pero dicen que las aguas saladas son muy beneficiosas para la salud.

Allí también se rodaron algunas películas soviéticas y rusas. En estos momentos los establos están en pleno declive esperando que alguien los restaure, ¡ojalá que los que puedan hacerlo aparezcan pronto!

Imperial Stables, Peterhof, Russia
Establos Imperiales

Parque Alejandra (Alejandría)

Las entradas a Alejandría y sus museos se venden online en el sitio web oficial del Museo Peterhof o en las taquillas ubicadas en cada entrada al parque y a sus museos.

Si estas interesado en un recorrido de día completo a Peterhof que incluye la visita a los Jardines Inferiores y Alejandría, uno de los palacios y tren turístico, ve el recorrido que ofrecemos, estaríamos encantadas de modificarlo de acuerdo con tus preferencias.

En mi opinión, Alejandría, que cuenta con maravillosas vistas sobre el mar y aire fresco, tiene un tipo de ámbito especial, misterioso, pacífico y romántico, que puede inspirar y relajar. Allí puedes sentir cómo cambiaba con el tiempo la moda imperial y el estilo de vida.

Consejo si viajas con un presupuesto limitado: la parte del parque más cercana a la estación de tren de Peterhof es más salvaje y la entrada es gratuita.

En el siglo XVIII, Alejandría solía ser una casa de fieras, por eso es tan grande. La parte imperial con antiguas residencias reales obtuvo su apariencia actual de un parque paisajístico ingles durante el reinado de Nicolás I entre 1820 y 1840. En el siglo XIX, los suntuosos Jardines Inferiores con su Gran Palacio, lleno de lujo, fueron sustituidos por otra residencia para el estilo de vida más hogareño de la familia real y la atmósfera modesta que los rodeaba.

Recibió su nombre en honor de la esposa de Nicholas I, Alejandra. Peterhof y sus alrededores están llenos de edificios, iglesias, parques y pueblos enteros que llevan los nombres de los hijos y de la esposa de Nicholas. Era su residencia favorita y pasaba allí la mayor parte de los veranos con su familia, convirtiendo Peterhof en un lugar perfecto para la recreación tranquila y largos paseos.

Nicolás I estaba enamorado de su esposa, pero también era muy apasionado y, después de que Alejandra dio a luz a 7 hijos, los médicos le aconsejaron que se abstuviera de intimar con la emperatriz, y que era peligroso para ella quedar embarazada de nuevo. Nicholas siguió el consejo, y comenzó a tener relaciones amorosas con otras mujeres. Debió sentirse culpable, ya que hizo todo lo posible para complacer a Alejandra. Tal vez sea la razón por la cual hay tantos lugares y edificios en Peterhof que fueron creados para ella y nombrados en su honor.

Durante la guerra, este parque fue testigo de combates feroces. Los edificios principales fueron dañados, pero no destruidos, como en los Jardines Inferiores. Después de la guerra, el parque perdió su diseño inicial y parecía más un bosque. Hace poco fue reconstruido, han arrancado árboles sobrantes y ahora se parece más a lo que fue durante la época imperial. Durante la última reconstrucción también recrearon interesantes detalles como el patio de juegos con equipos deportivos de madera y la fortaleza infantil donde jugaron generaciones de jóvenes Romanov.

Ruin bridge, Alexandria Park, Peterhof, Russia
Puente en Ruinas, Parque Alejandría

Principales lugares de interés de Alejandría

Cabaña

Esta mansión acogedora fue construida en 1829 para Nicolás I y su familia como una casa de campo de estilo inglés. Al igual que muchos otros edificios en Peterhof y Alejandría, tiene elementos de arquitectura gótica, ¡y ahora sabes porqué!

Es difícil llamar a este pequeño y modesto edificio un palacio. Ahí, en condiciones bastante humildes, crecían todos los hijos del emperador. La casa ofrece maravillosas vistas sobre el parque y el Golfo de Finlandia. Desde aquí, Nicolás I caminaba a su oficina en el Gran Palacio cada mañana.

De verdad, te recomiendo visitar esta casa con un recorrido –encontrarás muchas pertenencias auténticas de la familia real además de el hecho de que el edificio mismo sobrevivió a la guerra.

Cottage, Alexandria Park, Peterhof, Russia
Cabaña, Parque Alejandría

Capilla Gótica

¡Esta fotogénica capilla es probablemente el lugar más popular para sesiones de fotos en Alejandría y está en la mayoría de las fotos del parque en todas las estaciones del año! A pesar de su diseño gótico, siempre fue una iglesia ortodoxa donde se celebraban servicios para la familia real. En el interior poco ha sobrevivido desde la época imperial, aunque el edificio mismo es auténtico.

Gothic chapel, Alexandria Park, Peterhof, Russia
Capilla Gótica, Parque Alejandría

Palacio de La Granja

Era una pequeña granja que producía alimentos lácteos para la familia real. Las vacas y los pastores fueron traídos de Inglaterra. Cuando el hijo mayor de Nicolás I, el futuro emperador Alejandro II, creció, la granja fue ampliada y convertida en su mansión. Alejandro y su familia vivieron allí durante 30 años. Durante su reinado, esta fue su única residencia. La mansión fue parcialmente preservada durante la guerra, pero fue dañada por un severo incendio en 2003. Ahora está reconstruida y abierta para visitas, la exposición te contará sobre la familia de Alejandro y la vida de Peterhof, un destino popular para veranear antes de la revolución.

Alejandro II, también conocido como el Zar Libertador, abolió la servidumbre en Rusia y otorgó muchas libertades a algunas regiones autónomas del Imperio Ruso, como el Principado de Finlandia. Era muy modesto en su vida cotidiana y, aparte del Palacio de la Granja, no tenía otras residencias.

Durante su reinado, ocurrió la primera ola de terror –sobrevivió a 6 intentos de asesinato, realizados por personas de diferentes creencias y etnias, que actuaron en forma independiente o como miembros de organizaciones terroristas secretas. El zar murió en el séptimo intento que tuvo lugar en el terraplén del canal Griboedov, donde más tarde se construyó la Iglesia sobre la Sangre Derramada en su memoria.

Nicolás II fue el otro residente destacado de Alejandría. Su casa de campo estaba situada en la orilla del mar, en la frontera de Alejandría con otra residencia antigua, Znamenka. En 1941, aquí tuvo lugar el aterrizaje de las fuerzas soviéticas, conocido como la Operación de Desembarco de Peterhof –los soldados llegaron aquí de Kronstadt por el mar pero la operación fue destruida casi complemente por los nazis. Puedes ver el monumento que conmemora este terrible evento en la orilla del mar, cerca de las ruinas de la Casa de Verano de Nicolás II.

La casa de campo actualmente está siendo reconstruida desde cero. Parece que el interés por la familia de nuestro último zar es tan grande que este proyecto tiene prioridad sobre otros. En esta casa, Nicolás II firmó el manifiesto sobre la entrada de Rusia a la Primera Guerra Mundial, y allí nació su hijo Alekséi.

Farm Palace, Alexandria Park, Peterhof, Russia
Palacio de La Granja, Parque Alejandría

Otras Rutas para explorar Peterhof

Ruta 1. Visita a la Isla de Pabellón (1-2 horas)

Frente a la entrada del Parque Superior, al otro lado de la carretera y detrás del Hotel New Peterhof, una catedral de estilo ruso y dos mansiones de madera, verás el Parque del Colono con un enorme lago artificial, llamado Estanque de Olga. Este estanque tiene dos pequeñas islas con pabellones reales. Están diseñados en el estilo de las antiguas villas de Pompeya y del sur de Italia, y puedes visitarlos con un recorrido. Si estás planeando una visita independiente, las entradas están disponibles en el sitio web del Museo Peterhof.

Los pabellones, el parque y el estanque fueron creados en la época de Nicolás I en un área pantanosa con el diseño de A. Stakenschneider y P. Erler, el jardinero jefe de Peterhof. Nicolás los dedicó a su esposa y segunda hija, Olga. El parque recibió su nombre de una colonia alemana que se encontraba cerca. Antes era posible llegar a las islas solo por el barco. Ahora están conectadas con el continente con un puente.

La Isla y el Pabellón de Zarina

Pertenecía a la zarina Alejandra, de ahí su nombre. Allí podía descansar un poco de la familia y dedicarse a los proyectos de su salón. No fue destruido durante la guerra, porque lo utilizaron como el punto de observación, y ahora puedes ver los mosaicos originales en el suelo.

La Isla y Pabellón de Olga

La isla con el pabellón fue presentada como el regalo de boda de Nicolás I a su hija Olga. Tiene un «jardín paradisíaco» con pavos reales y otras aves exóticas.

En la isla, durante los veranos, realizaron varias funciones de ballet para la familia real y sus invitados. El escenario flotaba sobre la superficie de agua del estanque. En estos espectáculos participaron las primas de ballet como Mathilde Kschessinska, el primer amor de Nicolás II, Tamara Karsavina y Agrippina Vaganova. Durante la guerra, el pabellón fue quemado.

Mansiones de Madera

Dos hermosas mansiones de madera están en la carretera principal, frente al estanque de Olga. Son unas de las pocas casas de madera que sobrevivieron el siglo XX. Antes de la revolución pertenecían al Sr. Jruschov, un ciudadano rico de Peterhof (sin relación con Nikita Jruschov) y en la época soviética allí había una tienda de comestibles en una de ellas. Ahora se utilizan como los edificios administrativos del Hotel New Peterhof.

Wooden mansion, Peterhof, Russia
Mansión de madera

La Catedral de San Pedro y San Pablo

Esta hermosa catedral del estilo ruso te recordará a la Iglesia de la Sangre Derramada. Como aquella, fue construida durante el reinado de Alejandro III, nieto de Nicolás I.

Dato interesante: si encuentras edificios de estilo neo ruso en San Petersburgo y sus alrededores, muy probablemente fueron construidos en la época de Alejandro III –le encantaban todas las cosas rusas y se consideraba realmente ruso, a pesar de que apenas tenía sangre rusa en sus venas.

Es el edificio más alto de Peterhof y uno de los principales hitos para los marineros, ya que se puede ver desde lejos en el mar.

En la Unión Soviética atea de la década de 1930, debió haber sido demolida, pero los lugareños inundaron el sótano de la catedral cuando abrieron las cerraduras de los canales cercanos y así pospusieron la demolición. Luego estalló la guerra y la catedral fue convertida en la construcción principal desde la cual los nazis bombardearon las aguas del Golfo de Finlandia. A su vez, fueron bombardeados por la aviación soviética. Entonces la catedral fue dañada, pero finalmente sobrevivió. En ese estado se mantuvo hasta la década de 1980, cuando se decidió restaurarla. Fui bautizada en esta catedral a principios de la década de 1990 y recuerdo que por dentro todavía estaba en restauración. Ahora está en renovación nuevamente, pero, con suerte, ¡pronto podrás verla en toda su gloria!

Ruta 2. Paseo por el Parque del Prado (3-4 horas)

El Parque del Prado (Луговой Парк en ruso) apenas es conocido por algún visitante extranjero de la ciudad, porque está situado fuera de las principales rutas turísticas, detrás del ferrocarril. Contiene un sistema de 8 lagos artificiales con islas, un río y un canal, los que alimentan a las fuentes. Fue creado en la época de Nicolás I, a quien le encantaba dar largos paseos y hacer picnics en esa área.

En este parque verás una parte importante del sistema de agua de las fuentes, viejos robles y tilos, plantados allí a mediados del siglo XIX, hermosos edificios administrativos del Molino del Zar, Pabellón Belvedere y las ruinas del Pabellón Rosa.

Para llegar allí lo más fácil es tomar un taxi desde el centro de Peterhof o de la estación de tren –el viaje durará 5-10 minutos, dependiendo de tu ubicación.

La visita al parque es gratuita y es el área recreativa favorita de los lugareños. Les gusta andar en bicicleta a lo largo del canal principal que se extiende por muchos kilómetros hasta Ropsha, haciendo barbacoas y, en los calurosos días de verano, tomando el sol y nadando en los lagos.

Alley with old linden trees in Meadow Park, Peterhof, Russia
Sendero entre viejos árboles en el Parque del Prado

Estamos muy contentos de que el parque ahora está en obras, volviendo poco a poco a su diseño inicial –los lagos se han limpiado y sus costas se han reforzado con piedras.

Cerca del ferrocarril verás las ruinas del Pabellón Rosa y en el centro del parque hay encantadores edificios administrativos de madera del Antiguo Molino del Zar, que fueron construidos por orden de Nicolás I para los campesinos locales. Estos edificios milagrosamente sobrevivieron hasta hoy y hace poco fueron reconstruidos con el dinero de un empresario local que los salvo de la destrucción.

Al final del parque, en lo alto de la colina, verás el Pabellón Belvedere que recuerda a antiguos templos griegos. Tiene vistas impresionantes de los alrededores, ¡incluso puedes ver el Golfo de Finlandia desde allí! Fue construido según el diseño de Nicolás I y terminado después de su muerte. Durante la guerra no fue destruido y ahora lo mantiene un empresario local, quien lo reconstruyó. Sirve como la cede para eventos privados y puede ser arrendado por un precio razonable.

Cerca del pabellón, en la otra colina al lado opuesto de la carretera, verás una iglesia blanca de estilo clásico, esta es la Iglesia de Santa Alejandra, el último edificio construido en Peterhof durante el reinado de Nicolás I. Hasta la década de 2000 permaneció allí sin su cúpula y molduras de estuco, como una reminiscencia silenciosa de la guerra, pero ahora está en obras de reconstrucción con el dinero de los lugareños.

Belvedere y la iglesia están situados en las colinas de donde la emperatriz Alejandra solía observar Peterhof y sus alrededores. Y, ahora, aunque los territorios cercanos están edificados con todo tipo de viviendas, la vista sigue siendo impresionante.

Ten en cuenta: no hay baños públicos o cafés en el parque y el camino de un extremo del parque al otro te tomará aproximadamente 1.5 horas.

Church of St Alexandra, Peterhof, Russia
Iglesia de Santa Alejandra
Belvedere Pavilion in Meadow Park, Peterhof, Russia
Pabellón Belvedere en el Parque del Prado

Otras residencias reales en el vecindario

Si decides alojar en Peterhof y ver otros parques imperiales en el vecindario, estos son los más famosos:

Znamenka

Este enorme parque comienza justo al este de Alejandría y tiene un hermoso palacio y ruinas de establos, lamentablemente bastante descuidados. Antes de la revolución lo usaban como la residencia para los diplomáticos extranjeros y familias reales que visitaban Peterhof.

Znamenka Palace, Peterhof, Russia
Palacio Znamenka

El Palacio Nacional de los Congresos (Palacio de Constantino) en Strelna

Está situado más al este de Známenka, por el camino a San Petersburgo. Como he dicho antes, esto es el lugar donde Pedro el Grande inicialmente planeó a su Versalles. Este enorme palacio perteneció al emperador Pablo I, luego a su hijo Constantino, y más tarde al otro Gran Duque Constantino, por eso en ruso es más conocido como el Palacio de Constantino.

Fue gravemente destruido durante la guerra y reconstruido en la década de 1950 y más tarde en la década de 2000 para convertirse en la residencia oficial del presidente ruso. Aquí tuvieron lugar la Cumbre del G8 y otras recepciones internacionales. Ahora también alberga la colección de famosos músicos rusos Mstislav Rostropóvich y Galina Vishnévskaya, y puedes visitarlo con un recorrido.

Cerca del Palacio encontrarás una antigua casa de madera del siglo XVIII –la mansión de Pedro I, que milagrosamente sobrevivió turbulencias y guerras. Ahora está abierta para visitas. En su interior hay algunos objetos personales de Pedro. Puedes comprar las entradas en la página web del Museo de Peterhof o en la casa misma, pero ten en cuenta que puedes encontrarla cerrada, especialmente durante los días de semana.

Puedes llegar en tranvía desde la estación de metro Avtovo, por una de las líneas de tranvía más antiguas que debía conectar San Petersburgo con Peterhof y Oranienbaum antes de la revolución, pero que solo llegó a Strelna.

Info importante antes de ir: las visitas al palacio están disponibles a petición previa, y en algunas fechas puede estar cerrado para eventos o recepciones estatales. Consulta el sitio web oficial para obtener información actualizada.

Sergievka

Esta residencia idílica está situada en las colinas entre Peterhof y Oranienbaum, a lo largo de la carretera principal que conecta ambos pueblos. Los entusiastas de largos paseos románticos y ruinas definitivamente la apreciarán. Allí hay muchos árboles antiguos y especies de pájaros raros.

El palacio central ahora pertenece a la Facultad de Biología de la Universidad de San Petersburgo (algunos departamentos fueron trasladados de la ciudad a Peterhof en la época soviética). Cuenta con unas bonitas vistas sobre el Golfo de Finlandia. Antes ​​pertenecía a la hija mayor de Nicolás I, María, y su esposo, el Duque de Leuchtenberg.

Si bajas de la colina verás una misteriosa roca con la forma de la cabeza de un guerrero. No sabemos quién y cuándo fue tallada, pero probablemente está allí desde el siglo XVIII. Un manantial fluye cerca de la boca del guerrero. La cabeza del parque realmente impresionó a Lewis Caroll, el autor de Alicia en el país de las maravillas, quien visitó la finca y la describió luego en sus diarios de viaje. ¡Tal vez esta visita lo inspiró en algunos episodios de su famoso cuento!

Sergievka, Stone Head of the Warrior, Peterhof, Russia
Sergievka, roca con la cabeza de un guerrero

Oranienbaum / Lomonosov

Este pueblo situado al oeste de Peterhof, frente a la fortaleza de Kronstadt, es una de las residencias reales más antiguas. El viaje de Peterhof a Oranienbaum en auto o tren durará 15-20 minutos. La mayoría de los trenes que pasan por Peterhof van a Oranienbaum.

En el parque central de Oranienbaum encontrarás uno de los palacios más antiguos de San Petersburgo: el Palacio Ménshikov, que pertenecía al colaborador y amigo favorito de Pedro el Grande. Luego, el palacio se convirtió en la propiedad de la emperatriz Isabel, la hija de Pedro, quien posteriormente le presentó la propiedad a Pedro III y a su esposa Catalina, la futura emperatriz Catalina la Grande.

La mayoría de los pabellones del parque fueron construidos en el siglo XVIII y como Oranienbaum no fue ocupado por los nazis durante la guerra, sobrevivieron. ¡Lo más impresionante es, probablemente, el pabellón de Montaña Rusa, que usaban para deslizarse en el verano!

El parque es realmente hermoso, es enorme y su parte principal fue diseñada en el estilo de los jardines paisajísticos ingleses, pero también hay un parterre regular al lado del palacio. En la época de Ménshikov todo el parque fue regular y, como en Peterhof, estaba dividido en los Jardines Inferiores y Superiores, y decorado con fuentes y esculturas.

Durante mucho tiempo, Oranienbaum estaba a la sombra de su vecino Peterhof, pero ahora está siendo redescubierto por turistas rusos y visitantes de China y algunos países europeos.

Dato curioso: ¿por qué Oranienbaum y por qué Lomonosov? El primer nombre de la ciudad fue dado por su primer propietario, el príncipe Alexander Ménshikov, y está relacionado con el nombre de los naranjos en alemán, ya que probablemente contenía invernaderos (orangeries) de naranjas. El segundo nombre lo recibió en la era soviética en honor a un famoso científico del siglo XVIII, Mijaíl Lomonósov, quien fundó la cercana fábrica de vidrio de color.

Sliding Pavillion, Oranienbaum, Peterhof, Russia
Pabellón de Montaña Rusa, Oranienbaum

Dónde comer y dormir en Peterhof

Hay varios hoteles en Peterhof y mucha gente local arrienda sus departamentos durante la temporada. Probablemente el hotel más popular es el New Peterhof Hotel, que cuenta con un spa y una piscina cubierta, situado junto al estanque de Olga y a unos pasos de la entrada a los Jardines Inferiores. También tiene un restaurante decente, Duck and Drake, donde puedes almorzar, cenar o comprar comida para llevar. Otra opción de alojamiento en la misma zona ese el Samson Hotel, situado en un edificio histórico y ofrece alojamiento económico.

Hay bastantes cafeterías y restaurantes a lo largo de la carretera principal de Peterhof, y la mayoría tienen un menú en inglés. Como Peterhof atrae los visitantes principalmente en el verano, en este período el tiempo de espera puede ser bastante largo, pero fuera de temporada están medio vacíos y sirven rápidamente.

¿QUIRES LEER MÁS? Chequea este post Imperdibles de San Petersburgo, Rusia: una guía a través de una carta de amor


¿Te gustó este post? ¡Guarda un pin!

En esta, la guía definitiva sobre Peterhof, encontrarás todo lo que necesitas para optimizar tu visita a los principales parques, palacios y a los imperdibles de Peterhof, incluyendo rutas sugeridas, cómo escapar de las multitudes, qué lugares visitar, y cómo visitar Peterhof desde San Petersburgo de forma independiente – Experiencing the Globe
En esta, la guía definitiva sobre Peterhof, encontrarás todo lo que necesitas para optimizar tu visita a los principales parques, palacios y a los imperdibles de Peterhof, incluyendo rutas sugeridas, cómo escapar de las multitudes, qué lugares visitar, y cómo visitar Peterhof desde San Petersburgo de forma independiente – Experiencing the Globe

Este post sobre Peterhof desde San Petersburgo fue escrito por Alexandra y editado (y traducido al español) por Karina.

Karina y Alexandra son dos lugareñas de San Petersburgo, que aman a su ciudad natal, Moscú, y otros encantadores lugares en Rusia. En su proyecto Carusel Tours, crean recorridos para los amantes del arte, la historia y la literatura, y escriben sobre las rutas interesantes por las ciudades principales rusas, comida rusa, arte, arquitectura, parques y todo lo que les entusiasma. Su objetivo principal es compartir sus ideas contigo y ayudarte a descubrir cosas y lugares no triviales que no encontrarás en las guías estándar y los diarios de viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subscribe

Let's go round the world in 201 experiences! Get tons of tips and inspiration in your own inbox.

Check our Privacy policy

No spam. Just travel.