Qué ver y hacer en Egipto: itinerario y ruta de viaje

Sin importar cuánto tiempo planeas pasar en el país, aquí está toda la información que necesitas para planificar qué ver y hacer en Egipto, con una visión general de los principales destinos para crear tu propio itinerario en Egipto, cubriendo desde los clásicos hasta los lugares no turísticos: las principales ciudades, los oasis, el Mar Rojo y la península del Sinaí – Experiencing the Globe

Sentí que seis semanas pasaron demasiado rápido, y podría haberme quedado fácilmente unas cuántas más explorando el país, pero sin importar si tienes sólo siete días o un par de meses, aquí encontrarás toda la información que necesitas para planificar qué ver y hacer en Egipto, con una visión general de los principales destinos para crear tu propio itinerario en Egipto hecho a la medida.

Si miras un mapa de Egipto te darás cuenta de que no tienes muchas opciones para explorar el país. Considera que algunas de las pocas carreteras que ves no están abiertas, como la que conecta El Cairo con Siwa a través de Bahariya (está en malas condiciones y sólo se puede navegar en un vehículo 4×4).

Por lo tanto, lo más probable es que tu itinerario sea de norte a sur, además de un(os) viaje(s) al este y/o al oeste. La buena noticia es el país está bien conectado a lo largo a través de trenes fiables que siguen el curso del Nilo. Y también puedes agregar un crucero por el río.

Lo más probable es que vueles a El Cairo, pero yo sugeriría ir directamente al sur. Puedes hacerlo a través de un largo pero barato viaje en tren, o un costoso pero rápido vuelo a Asuán. Es una introducción más fácil al país, ya que es pequeño, fácil de navegar y mucho menos caótico que la capital. Y luego poco a poco vuelves hacia el norte.

Asegúrate de revisar mi guía para viajar a Egipto para obtener los mejores consejos e información para planificar tu visita.

Itinerario en Egipto

Asuán

Quédate ahí unos días para explorar la ciudad y los impresionantes templos a su alrededor. Yo pasé cuatro noches, y me hubiera gustado tener al menos una más. Si quieres paz y tranquilidad, te sugiero que reserves alojamiento en la isla Elephantine. Cualquier casa de huéspedes te proporcionará una habitación humilde, un abundante desayuno, y un amable dueño (probablemente un local Nubio) que estará encantado de mostrarte la isla. Me quedé en Bayt Zaina, y por el amable dueño y por las vistas desde la azotea, vale la pena una recomendación.

Desde Asuán un absoluto imperdible es una excursión por el día a Abu Simbel. Los impresionantes templos estarán dentro de lo mejor de tu visita a Egipto (más sobre esto en otro post).

En Asuán recomiendo también ir a Abo Elhawa para disfrutar de increíbles vistas del Nilo desde la cima de una colina, además de la interesante Tumba de los Nobles. Pasea por el zoco para comprar souvenirs, comida callejera barata (pero deliciosa), y jugo de caña de azúcar. Otros lugares de interés en/alrededor de Asuán incluyen el obelisco inacabado, la aldea nubia, y el templo de Philae.

Desde ahí puedes tomar una felucca o un crucero a Luxor. Si haces esto, te detendrás en el camino en los templos de Kom Ombo y Edfu. No tengo experiencia personal en ello, pero oí que es maravilloso. Si tienes poco tiempo o dinero limitado, toma un tren. En el camino se puede parar en cualquiera de esos templos, o visitarlos como una excursión por el día desde Asuán (Kom Ombo) o desde Luxor (Edfu).

Me salté Edfu, pero me detuve en Kom Ombo debido a la peculiaridad del templo, dedicado a dos deidades: Sobek, el dios cocodrilo, y Harwer, el dios halcón.

El Nilo
El río más largo de África, considerado históricamente el más largo del mundo, fluye por 6.650 km a través de 11 países diferentes en el norte y el este de África.
No sólo cruza Egipto a lo largo, sino que lo define. Sin el Nilo el país no sería. El Nilo es vida. No sólo ahora. Fue la razón de la civilización egipcia, desempeñando un papel crucial en su desarrollo. El historiador griego Heródoto escribió que “Egipto es el don del Nilo”. Y no podría estar más agradecida de haber tenido la oportunidad de explorar este regalo.
Pero no sólo es útil, el Nilo es una belleza. Me dijeron en Asuán que allí es donde el río es más hermoso, y estoy completamente de acuerdo.

Disfrutando Abu Simbel, con el lugar entero para mí
Kom Ombo, Egypt - Experiencing the Globe
Una columna a la entrada del peculiar templo de Kom Ombo

Luxor

Prepárate. Esta es una de las ciudades más abrumadoras que he visitado. Cada persona que ves en la calle te ofrecerá algún producto o servicio, y no importa cuántas veces digas que no, no lo aceptarán. ¡Son incansables! Taxis, carruajes de caballos, guías turísticos, vendedores de souvenirs, capitanes de felucca… lo que sea imagines, habrá un tipo en Luxor ofreciéndolo. Sólo pon cara de póquer, di ‘la shukran’, y sigue caminando. Se siente muy mal educado ignorar a la gente, pero no hay otra manera.

Si quieres hacer tu visita más llevadera (tal vez incluso agradable), trata de conocer a un local. Plataformas como Couchsurfing son increíbles para esto. Siempre hay alguien que querrá conversar con un extranjero o practicar su inglés (o incluso su español).

Dependiendo de lo rápido que sientas que has visto suficientes templos, te sugiero de dos a cuatro días en Luxor. Al menos uno para ver la ribera este y otro para la ribera oeste. En la ribera este pasa un día visitando el Templo de Luxor, el Templo de Karnak, y el museo de Luxor. Karnak es enorme, así que puedes pasar toda una mañana recorriéndolo. Para el templo de Luxor deja una o dos horas. Lo mismo ocurre con el museo, que es mucho más pequeño de lo que esperaba (porque la mayoría de los tesoros que deberían haber estado ahí están divididos entre el Museo Egipcio en El Cairo y el Museo Británico en Londres).

En la ribera oeste puedes pasar toda una vida viendo tumbas. El sitio más importante es el Valle de los Reyes. El ticket de entrada te permitirá ver tres tumbas. Elegí Ramsés I, Ramsés II, y la inusual tumba doble de Tausert y Setnakht. Se necesita un ticket adicional para las de Tutankamón y Ramsés VI. Mi siguiente parada fue el Valle de las Reinas, que es maravilloso porque no es turístico, por lo que habrá menos multitudes, pero no está ni cerca de lo impresionantes que son las tumbas en el Valle de los Reyes. Tus últimas paradas, si sólo tienes un día, deberían ser el Valle de los Nobles y el Templo Mortuorio de Hatshepsut –más una parada de unos minutos al lado de la carretera para ver los Colosos de Memnon.

Una actividad que ha ido ganando popularidad es un paseo en globo aerostático. No lo hice, y de hecho me arrepiento. ¡El panorama de los valles desde arriba debe ser increíble!

Luxor Temple, Egypt - Experiencing the Globe
Uno de los muchos Ramseses en el Templo de Luxor
Colossi of Memnon, Luxor, Egypt - Experiencing the Globe
Una corta parada en el camino te permitirá ver los Colosos de Memnon. Wow, ¿cierto?

El Cairo

Dependiendo del tiempo que tengas puedes volar a la capital, tomar un tren-cama durante la noche, o un tren de día que es mucho más barato que tomará un día entero, pero te permitirá ver el Valle del Nilo en el camino. Con respecto a cuánto tiempo deberías quedarte dependerá de tus intereses. Yo estuve diez días en El Cairo, pero conocí a un montón de gente, así que pasé más tiempo socializando que haciendo turismo. Si tu tiempo es limitado, deja al menos tres días completos allí.

Mi primera parada (y mi base) en la ciudad fue el área del downtown. La arquitectura grita que El Cairo una vez fue una ciudad opulenta inspirada en París (‘el París en el Nilo’, dicen), pero ha caído tristemente en desdén. Puedes ver su pasada gloria si prestas atención a la arquitectura. Visita la plaza Tahrir, el escenario principal de la revolución de 2011, camina sin rumbo por las animadas calles, detente a tomar una cerveza en la famosa cafetería Al Horreya, a comer koshery en Abu Tarek, y dulces en El Abd. Visita el museo egipcio (antes de que cambie a su nueva ubicación en Guiza), y cruza al hipster Zamalek, donde puedes subir la Torre de El Cairo, la estructura más alta del norte de África.

Deja un día para explorar El Cairo islámico, un barrio con docenas de mezquitas, madrasas y edificios medievales. Mi visita favorita fue al Complejo Qalawun. Si quieres ver la zona desde arriba, dale un backsheesh a quien esté en la puerta de una mezquita y pide subir al minarete.

Al final de la calle principal se llega al zoco Khan el-Kalili. En este mercado encontrarás todo lo que quieras, desde souvenirs hasta especias. La gente también es bastante incansable aquí, pero más respetuosa que en Luxor. Mientras estaba repitiendo ‘la shukran‘ a los innumerables vendedores que me invitaban a sus tiendas, uno alegremente me preguntó: “¿cómo puedo tomar tu dinero?”. Tuve que parar a reírme y felicitarlo por su creatividad, ¡y honestidad!

Entre muchas más mezquitas en camino, continúa hasta el parque de Al Azhar y termina el día en la Ciudadela.

La última zona imperdible en la ciudad es el Viejo Cairo, donde encontrarás iglesias coptas cristianas y una sinagoga judía. La vista más famosa es la Iglesia Colgante, y la más sagrada es la Iglesia de Abu Serga, donde la sagrada familia buscó refugio cuando huyeron a Egipto. Si deseas ver más del Cairo cristiano, aventúrate a Mokattam, un barrio conocido como la «Ciudad de la Basura», para ver el Monasterio de San Simón “el curtidor”.

¿Dónde alojarse?

Me quedé en diferentes lugares cada vez que pasé por El Cairo, pero siempre en el área del downtown, que está excelentemente conectada con todos los lugares a los que puedes querer ir, y donde tendrás un montón de opciones para comer y beber. Para una estadía dentro de un presupuesto, pero cómoda y limpia, puedo recomendar Cairo International Hostel Downtown, o Tahrir Plaza Suites si quieres gastar un poco más. Si tienes tiempo limitado o simplemente quieres visitar El Cairo por el día, entonces la opción es quedarse en Guiza para despertar viendo las pirámides. Una buena alternativa económica es el hotel Pyramids Eyes.

Citadel, Cairo, Egypt - Experiencing the Globe
El castillo Salah al-Din al-Ayoubi, conocido como la Ciudadela
Hanging Church, Cairo, Egypt - Experiencing the Globe
La Iglesia Colgante en el Viejo Cairo

Guiza y Saqqara

Las pirámides son la razón por la que la mayoría de la gente visita Egipto, y tengo que decir que son tan impresionantes como te las imaginas. Sin embargo, Guiza es súper abrumadora si visitas de forma independiente. No puedo sugerir más el ir con un local. Mi amigo Hossam es fotógrafo, y ofrece una experiencia Airbnb haciendo una sesión de fotos en el complejo, que es una manera súper cool de visitar las pirámides con un local, y de obtener excelentes fotos en el proceso. En cualquier caso, deja toda una mañana para explorar el sitio.

¡No te olvides de Saqqara! Usualmente pasada por alto en las sombras de la icónica Guiza, ¡la necrópolis principal de Menfis es aún más antigua! Si tienes tiempo limitado, incluye Saqqara durante el mismo día que visites Guiza. Si tienes un guía con un auto es perfectamente factible. Si el tiempo no es tan ajustado, deja un día entero. Cada guía que leí sugirió contratar un guía turístico, sobre todo para que pueda conducir, ya que el sitio es enorme. Personalmente lo visité de forma independiente. No lo vi todo y caminé muchísimo, pero me encantó poder pasear tranquilamente por el desierto entre pirámides.

Estafa típica en Saqqara: una persona (que te hará pensar que trabaja allí) te pedirá chequear tu ticket, sólo para agarrarlo y obligarte a ir tras él, ya que lo necesitarás para entrar en los otros sitios. Te lo devolverá sólo cuando aceptes contratarlo como guía. Así que, si alguien pide ver tu ticket, muéstralo sin entregarlo.

Pyramid of Khafre, Giza, Egypt - Experiencing the Globe
Pirámide de Kefrén, Guiza
Giza, Egypt - Experiencing the Globe
Panorama del complejo, Guiza
Step Pyramid - Pyramid of Djoser, Saqqara, Egypt - Experiencing the Globe
La Pirámide de Zoser, conocida como Pirámide Escalonada, Saqqara

Alejandría

Estoy segura de que has oído hablar de la biblioteca y el faro de Alejandría. Estos clásicos antiguos pusieron a la ciudad en el mapa, y a través de ellos obtuvo las capas de historia que exhibe hoy en día. Un viaje en tren de unas horas (entre 2,5 y 3,5) te llevará desde El Cairo hacia el norte hasta Alejandría sin complicaciones, prácticamente a cualquier hora del día. Si estás muy apretado con el tiempo puedes visitar la ciudad como una excursión de un día, pero te recomiendo que te quedes, por lo menos una noche.

La biblioteca histórica fue reemplazada por una moderna, mientras que en el sitio del faro se construyó una fortaleza en el siglo XV. Pero todavía se puede ver la mezcla del antiguo egipcio influenciado por los griegos y los romanos. El hecho de que se sitúe en la costa mediterránea también le da a Alejandría un carácter especial. Recibí sutiles recordatorios de Marruecos, especialmente de Esauira, así como de Turquía.

Un día perfecto en la ciudad comienza con una visita a la Biblioteca, seguido de un largo paseo a la Ciudadela a través del Corniche (la costanera) con unas pocas paradas para ver mezquitas maravillosas (no te pierdas las mezquitas Qaaed Ibrahim Basha y Sidi Abo El Abbas El Morsi). A continuación, anda a las catacumbas de Kom el Shoqafa, continua a la Columna de Pompeyo, y termina las visitas en el Anfiteatro Romano. Desde allí estás cerca del centro de la ciudad para recompensarte con una rica cena. Si tienes más tiempo, al día siguiente visita el Palacio Montaza, que se encuentra a las afueras de la ciudad –es un lugar ideal para un picnic.

Sidi Abo El Abbas El Morsi Mosque, Alexandria, Egypt - Experiencing the Globe
Mezquita Qaaed Ibrahim Basha

Los oasis en la región del Desierto Occidental

Oasis de Siwa

Se puede llegar en bus desde El Cairo o Alejandría, a través de Marsa Matruh. Te tomará de 8 a 12 horas, y hay opciones para hacerlo durante el día o la noche.

Siwa no es el típico oasis de postal, con un pequeño agujero de agua rodeado de palmeras. Sin embargo, es uno de los lugares más especiales de Egipto. No hay mucho que lo haga distintivo de otros oasis cuando lo describes, pero el ambiente del lugar es único. Está a sólo 50 km (30 millas) de la frontera con Libia, lo que lo convierte en uno de los asentamientos más aislados del país –la ciudad egipcia más cercana es Marsa Matruh, a 305 km (190 millas) de distancia. Sus habitantes no son beduinos, sino bereberes, que tienen su propia cultura y lengua. Siempre son las personas las que hacen un lugar, ¡y en Siwa son fantásticas! Puedes ver el oasis rápidamente en dos días, pero sugiero al menos tres –a pesar de que podrías pasar una semana sin aburrirte.

Si tienes tiempo limitado, concéntrate en comer y relajarte. Los dátiles son los mejores que he comido en cualquier parte del mundo. Los venden rellenos de nueces y cubiertos de chocolate, y son ridículamente baratos. Aprovecha de abastecerte, ya que son el snack perfecto para el resto del viaje. Y luego divide tu tiempo entre flotar en los turquesa lagos de sal y sumergirte en aguas termales.

Si tienes un día para explorar, comienza por perderte alrededor de las casas de ladrillo de barro del casco antiguo (fortaleza) de Shali del siglo XII. Luego anda a Gabal al-Mawta, la Montaña de los Muertos, para ver tumbas cortadas en roca que datan del siglo III a.C., donde el antiguo Egipto se encuentra con influencias griegas y romanas; al Templo del Oráculo del siglo VI a.C., supuestamente visitado por Alejandro Magno; al Templo de Amón / Templo de Om Obaidah del siglo IV a.C.; a la terma natural convertida en un estanque de roca llamada piscina de Cleopatra; y a la montaña Dakrour, el punto más alto del oasis, para un ver impresionante panorama.

Un día extra te permitirá hacer un ‘safari por el desierto‘. El nombre me hizo reír, pero la experiencia es seria diversión. Un auto 4×4 te lleva al Gran Mar de Arena, donde eres conducido a través de las dunas y tienes tiempo para hacer sandboarding, paras en pequeños oasis, y terminas el día con una taza de té alrededor de una hoguera en medio de la nada para ver la puesta de sol. ¡Es simplemente perfecto!

¿Dónde alojarse?

Recomiendo de todo corazón quedarse en Ali Khaled Mountain Camp, donde sentirás que aterrizaste en el mundo de Alicia en el País de las Maravillas, y serás recibido por el personal más amable y hospitalario de Egipto.

Great Sand Sea, Egypt - Experiencing the Globe
Abdullah preparando té de Siwa en el Gran Mar de Arena después de una tarde manejando por las dunas

Oasis de Bahariya – Los Desiertos Blanco y Negro

Lamentablemente, Bahariya no está conectado con Siwa, a pesar de que el mapa muestra una carretera. Esto significa que si quieres visitar ambos oasis tendrás volver a El Cairo e ir al oeste nuevamente.

Dado que lo más probable es que visites Bahariya para ir a los Desiertos Blanco y Negro, puedes llegar al oasis y encontrar un tour desde allí, o simplemente reservar uno desde El Cairo. Ten en cuenta que se requiere un guía y un auto 4×4 para entrar en el Desierto Blanco, por lo que la única manera de visitarlo dentro de un presupuesto limitado es unirse a un tour grupal.

Yo hice un viaje de tres días con los dueños de Ahmed Safari Camp. Tomé un bus de El Cairo a Bawati, donde me estaban esperando, y me uní a un tour grupal con personas fantásticas que rápidamente se convirtieron en amigos. El primer día fue alrededor del oasis, visitando el lago Bahariya, conduciendo por las dunas y haciendo sandboarding, y caminando alrededor de las montañas pirámide e inglesa.

El día siguiente estaba reservado para lo más esperado de la aventura. La primera parada fue el Desierto Negro, un área de montículos en forma de volcán coronados por alféizares de basalto –de una erupción dedolerita volcánica negra durante el período Jurásico, hace 180 millones de años, que les dio el color negro característico.

La segunda parada fue el impresionante Desierto Blanco. En la entrada nos detuvimos en el Valle de Agabat, probablemente (para mí al menos) el lugar más hermoso del país. Luego continuamos viendo los lugares más reconocibles del desierto –las grandes formaciones rocosas de tiza creadas durante millones de años a través de la erosión por el viento y la arena. Los beduinos locales ven diferentes formas: un champiñón, un conejito, conos de helado, carpas… Esa noche acampamos en el desierto y nos despertamos temprano para presenciar un espectacular amanecer.

El tercer día exploramos un poco más del Desierto Blanco durante unas horas. La última parada fue en la montaña de Cristal, una cresta hecha de cristal de calcita, que en realidad es cuarzo pulido durante millones de años para lucir brillante, como el cristal. Hay un arco que hizo popular el lugar, que ahora no tiene nada que ver porque los visitantes se llevaron todas las rocas. Realmente me gustaría que todo el mundo siguiera el mantra ‘deja solo tus huellas, llévate solo tus recuerdos’.

POSTS RELACIONADOS:
· La Guía Definitiva sobre Turismo Sostenible
· Fotografía de Viajes Sostenible
· Senderismo sostenible: consejos y lista para empacar

Black Desert, Egypt - Experiencing the Globe
El Desierto Negro
White Desert, Egypt - Experiencing the Globe
El famoso ‘champiñon’ en el extraorinario Desierto Blanco

La península del Sinaí y el Mar Rojo

La forma más fácil de llegar a la península del Sinaí es volando de El Cairo a Sharm el-Sheij. Si tienes tiempo y un presupuesto limitado, también puedes tomar un bus desde la capital hasta Sharm o Dahab (incluso el bus directo que ofrece llegar en 6 horas tomará al menos 8, así que deja todo el día para el viaje, o hazlo durante la noche). Algunas guías todavía muestran un ferry entre Hurghada y Sharm, pero ya no existe.

Sharm el-Sheij

El destino más conocido es Sharm el-Sheij. La ciudad es resort tras resort, con poca alma. Todo está hecho para atender a los turistas. Centros comerciales, restaurantes, cafés, cajeros automáticos por todas partes, farmacias que muestran solo protector solar. Incluso hay una ciclovía, algo que no vi en ninguna otra parte del país. Todo es nuevo, limpio y chabacano. Exactamente el lugar que un típico británico con plata elegiría para sus vacaciones. Un lugar que cualquier mochilero evitaría. Es posible que lo disfrutes solo si vas para bucear o para ser mimado durante unos días en un hotel todo incluido con un spa.

Si pasas por aquí, tengo dos recomendaciones. Anda a la playa Gold beach en Hadaba (y sáltate la bahía de Naama). Es ideal para bucear y hacer snorkeling –¡se pueden ver los arrecifes de la costa! Y ya que estás en el vecindario, anda a tomar algo en Farsha. Se describen a sí mismos como un “lounge de montaña”, que ya suena cool, pero el lugar es aún mejor de lo que te puedes imaginar.

Gold beach, Sharm el-Sheikh, Egypt - Experiencing the Globe
La soñada Gold beach

Dahab

El subcampeón cuando se trata de popularidad es Dahab. La ciudad es el destino perfecto para los egipcios. Escucharás a todos quienes que conozcas recomendándolo. Y entiendo por qué. Tiene una vibra relajada, haciéndolo el escape perfecto de la locura de las grandes ciudades. Para un extranjero, sin embargo, no debería ser tan atractivo. No me malinterpretes, es EL lugar para quedarte durante tu visita al Sinaí. Hay cientos de actividades que hacer en sus alrededores. Y es una buena escapada de las grandes ciudades para nosotros los visitantes también. Pero no hay autenticidad. Todo está en inglés y cada lugar está preparado para nómadas digitales. Dahab pasó de ser un pueblo de pescadores, a un centro de hippies, al lugar hipster en que los extranjeros se quedan durante meses para presumir que vivieron en Egipto.

Aunque no comparto la admiración que los egipcios tienen de Dahab (probablemente porque vivo en Croacia, así que tengo la misma vibra en casa), hay un montón de actividades alrededor de la ciudad, así que sugeriría dejar al menos cuatro días allí para rascar la superficie de todo lo que hay que hacer. La ciudad respira deportes acuáticos. El principal es el buceo, ya que hay arrecifes de coral accesibles desde la orilla. Es el lugar perfecto en el Mar Rojo para un buceo de descubrimiento. También hay kitesurfing, snorkeling, escalada en roca, quad biking y senderismo. No te pierdas el Cañón Blanco, la caminata entre el Agujero Azul y Abu Galum, y el más famoso trekking de la península, a la cumbre del Monte Sinaí  (Jabal Musa) desde el Monasterio de Santa Catalina.

Diving in Dahab, Egypt - Experiencing the Globe
My Discovery Scuba Dive in Dahab ❤
White Canyon, Sinai Peninsula, Egypt - Experiencing the Globe
Explorando el Cañon Blanco, en alguna parte entre Dahab y Nuweiba
Summit of Mt. Sinai, Egypt - Experiencing the Globe
En la cima del Monte Sinaí, justo después del amanecer (sí, este trekking fue durante la noche)

¿Tienes más tiempo?

  • Si el buceo es lo tuyo, añade Hurghada y Marsa Alam a la lista.
  • Si te interesa la historia moderna, visita Port Said o Ismailia para ver el Canal de Suez.
  • Si quieres más del desierto, incluye un viaje al oasis de Faiyum y visita el Parque Nacional Wadi Hitan.
  • Si deseas experimentar el Egipto rural, agrega una parada en Asyut, Sohag o Qena.

Como dije al principio de esta guía, Egipto puede mantenerte entretenido durante varias semanas, pero si tienes una o diez, puedes aprovechar al máximo tu visita planeando con anticipación y organizando tu tiempo. Estoy segura de que esta visión general de las principales ciudades, además de algunos destinos no turísticos, te ayudará a organizar tu propio itinerario en Egipto y te guiará a través de qué ver y hacer en Egipto. Si tienen alguna pregunta o quieres profundizar en cualquiera de estos lugares, ¡no dudes en preguntarme en los comentarios!

¿Te gustó? ¿Quieres leerlo más tarde? ¡Guarda un pin!

Sin importar cuánto tiempo planeas pasar en el país, aquí está toda la información que necesitas para planificar qué ver y hacer en Egipto, con una visión general de los principales destinos para crear tu propio itinerario en Egipto, cubriendo desde los clásicos hasta los lugares no turísticos: las principales ciudades, los oasis, el Mar Rojo y la península del Sinaí – Experiencing the Globe
Sin importar cuánto tiempo planeas pasar en el país, aquí está toda la información que necesitas para planificar qué ver y hacer en Egipto, con una visión general de los principales destinos para crear tu propio itinerario en Egipto, cubriendo desde los clásicos hasta los lugares no turísticos: las principales ciudades, los oasis, el Mar Rojo y la península del Sinaí – Experiencing the Globe

¿Te gustó lo que leiste? Una linda manera de agradecer es comprándome un café 🙂
Con tu apoyo seguiré trayéndote historias y reflexiones de alrededor del mundo ¡Muchas gracias!

Por Coni de Experiencing the Globe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subscribe

Let's go round the world in 201 experiences! Get tons of tips and inspiration in your own inbox.

Check our Privacy policy

No spam. Just travel.