Travel shaming, la tendencia sobre viajes en pandemia que debe parar

¿Puedes viajar de forma segura? Entonces dale. ¡Paremos con el travel shaming! Lo responsable hoy es ser sostenibles y ayudar a reconstruir uno de los sectores que más se ha visto afectado por la pandemia: la industria del turismo

Si vas a hacer un viaje, hazlo de forma responsable, con cuidado y respetuosamente, como siempre se debe hacer, independientemente del COVID. Parece simple, pero se están lanzando piedras virtuales a aquellos que nos atrevemos a viajar. ¿Deberíamos quedarnos en casa? Estoy aquí para argumentar que lo responsable es apoyar a la industria del turismo en su crisis más difícil, si puedes viajar de forma segura. Sólo mantén la higiene como prioridad y disfruta de tu viaje. ¡El travel shaming debe parar!

Travel shaming: Causar en alguien un sentimiento de vergüenza al decidir viajar, en este caso, durante una pandemia

“QuédateEnCasa’ y ‘TurismoLocal’, los hashtags del año 2020

Probablemente el hashtag más común durante 2020 fue #QuédateEnCasa. Todos decidimos refugiarnos en nuestros hogares para ver desde lejos cómo se desarrolla la pandemia. Todos nos encerramos con miedo, sin saber cuánto tiempo tomaría volver a la ‘normalidad’. Pero cuando se relajaron las regulaciones, comenzamos a soñar con viajar de nuevo. Personalmente, cuando los casos cayeron a cero en Croacia, hice algunos viajes por el país, aprovechado de tener los lugares solo para mí (¿te imaginas Dubrovnik vacío? ¡Es tan increíble como puedes pensar!).

Pero nos golpeó la segunda ola, y los esfuerzos para hacer de #TurismoLocal el hashtag predominante se derrumbó. Las autoridades nos pidieron que nos quedáramos en casa de nuevo. Sólo que esta vez no todo el mundo lo aceptó. El miedo fue reemplazado por la rebelión, ya que más y más personas decidieron que casi todo un año de encierro era demasiado.

El mundo se dividió en dos equipos. O condenabas a los viajeros, o eras tú el que viajaba. Pasé la mayor parte de 2020 pensando que viajar era un privilegio, algo que podríamos sacrificar para ayudar a detener el horrible virus con el que estamos viviendo. Pero a medida que pasaron los meses me di cuenta de que, de hecho, estamos viviendo con el virus, así que no podemos dejar de vivir por él.

Pag island, Croatia - Experiencing the Globe
Con distancia social y haciendo un poco de #turismolocal en la isla de Pag, Croacia

¿Travel shaming o el derecho a viajar?

No fui la única que comenzó a pensar de esta forma. Pero a medida que la gente comenzó a armar sus maletas, el nuevo concepto de moda fue Travel Shaming. En las redes sociales leí sobre todo críticas a los que están viajando, lo que me hizo preguntarme, ¿es ético viajar cuando la gente está muriendo y los trabajadores médicos están luchando para controlar la infección? Bueno, quiero abogar por ello.

Nunca diría que tenemos un derecho a viajar. Creo que cualquiera que tenga la suerte de poder viajar debe ser consciente del enorme privilegio que tiene (y por eso es tan importante ser sostenible y consciente de las particularidades del destino de nuestro viaje). Pero no creo que nadie debería hacer travel shaming. Hay un millón de razones que las personas pueden tener para hacer un viaje, y otros deben averiguar por qué lo hacen antes de lanzar piedras virtuales.

Viajar durante la pandemia

En diciembre de 2020 hice mi primer viaje internacional desde que se declaró la pandemia. Durante las casi 72 horas entre vuelos y conexiones para llegar de Croacia a Chile, me cuestioné muchas cosas. El viaje fue una sorpresa para mi mamá, así que sólo mi hermana y sobrinas estaban al tanto. Eso significó que no fui juzgada, de hecho, la gente incluso se conmovió por mi esfuerzo para darle una alegría a mi mamá para Navidad. Pero cuando decidí que iba a viajar por turismo antes de volver a casa y pasar tres semanas en Egipto, las reacciones no fueron tan positivas. Comenzó el travel shaming.

Viajar no es algo que esté en nuestro ADN. La mayoría de nuestros ancestros se no se movieron de su lugar de origen. Sólo unos pocos temerarios se aventuraron por el mundo. Pero hoy es algo que nos sentimos que necesitamos. Entonces, ¿es aceptable viajar sólo por turismo? ¿O sólo es apropiado si hay una razón más fuerte? Bueno, ¿por qué ir a ver a mi familia debería ser menos vergonzoso que ir a un lugar nuevo, sólo para saciar mis ganas de viajar? La dicotomía no debería ser si tenemos derecho a viajar o debemos juzgar a aquellos que se aventuran sin ninguna razón ‘justificable’. Lo único que nos debe importar es si lo estamos haciendo de una manera responsable. Y nosotros, como viajeros, tenemos una responsabilidad con la industria del turismo, especialmente aquella de las comunidades locales en los destinos.

Split airport during the pandemic - Experiencing the Globe
Un pueblo fantasma, también conocido com el aeropuerto de Split durante la pandemia

El impacto de COVID en el turismo

La industria de los viajes es uno de los sectores más afectados por la pandemia. Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), los viajes internacionales tuvieron una caída masiva de más del 70% en 2020, volviendo a los niveles de hace 30 años. Su estimación es que la disminución equivale a una pérdida de alrededor de 1 billón de llegadas y 1,1 trillones de dólares americanos en ingresos.

Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), antes del COVID-19 los viajes y el turismo se convirtieran en uno de los sectores más importantes de la economía mundial, representando el 10% del PIB mundial, proporcionando más de 320 millones de puestos de trabajo en todo el mundo. Por lo tanto, no debería sorprender que las economías dependientes del turismo se encuentran entre las más perjudicadas por la pandemia.

Los pobres son, como siempre, los que más sufren. El FMI estimó que «el PIB real entre los países africanos dependientes del turismo se reducirá en un 12%. Entre las naciones caribeñas dependientes del turismo, la disminución también alcanzará el 12%. Las naciones insulares del Pacífico, como Fiji, podrían ver una reducción del PIB real en un asombroso 21% en 2020». En comparación, el mismo organismo estima que una interrupción de la actividad de seis meses podría reducir directamente el PIB entre el 2,5% y el 3,5% en todos los países del G20.

Este mismo fenómeno se aplica a las empresas privadas. Por ejemplo, en mayo de 2020, Norwegian Cruise Line registró una pérdida trimestral de 1.880 millones de dólares, lo que te hace pensar en cuánto están sufriendo las pequeñas empresas.

¿Cuándo volverá el turismo a la normalidad?

Los escenarios más optimistas de la OMT apuntan a un repunte del turismo internacional para el segundo semestre de 2021. Sin embargo, volver a los niveles pre-pandémicos podría tomar 2½ a 4 años. No creo que el turismo vuelva a ser el mismo, pero seguro que los números no serán tan altos como en 2019 antes de 2023.

Aunque algunos países siguen teniendo sus fronteras completamente cerradas, la mayoría están lentamente relajando las restricciones para viajar. El problema ahora es equilibrar cómo atraer de nuevo a los visitantes, pero evitar nuevos brotes de infección. Y esa es una tarea que debe ser compartida por la industria y los viajeros.

Cómo viajar responsablemente durante la pandemia

Como mencioné anteriormente, ayudar a la industria del turismo, especialmente a la economía de las comunidades locales, es un deber para aquellos de nosotros que actualmente podemos viajar. Permanecer en la comodidad de nuestros hogares no ayudará a esos millones de familias en todo el mundo que se quedaron sin una fuente de ingresos de la noche a la mañana, y que no han tenido una en aproximadamente un año.

Dicho esto, hay cosas básicas que se deben hacer para asegurarse de ser parte de la solución y no del problema, todas las cosas que los científicos nos han estado diciendo que hagamos:

  • Usa mascarilla (y correctamente, cubriendo la nariz y la boca, no como cubre mentón o cintillo),
  • Lávate las manos regularmente y lleva toallitas desinfectantes y alcohol gel contigo,
  • Evita tocarte la cara y desinfecta los artículos que se tocan con frecuencia (como tu teléfono),
  • Practica el distanciamiento social, y
  • Aíslate inmediatamente si presentas algún síntoma.

Agrega a la lista la preocupación sobre la infraestructura de salud del lugar que estás visitando. ¿Vas a contribuir al colapso del sistema de salud local? ¿Está aumentando el número de casos? ¿Es un destino poco turístico donde el virus no ha llegado? ¿Estás entre las personas con alto riesgo de desarrollar complicaciones por virus? Si te estás poniendo a ti mismo o a la comunidad local en un mayor riesgo, entonces deberías reconsiderar tu viaje. Pero si no, digamos porque ya tuviste COVID, o porque tienes una prueba de PCR negativa y tu destino si está oficialmente abierto para el turismo, entonces ¿qué esperas?

Si quieres la versión TL;DR, simplemente no seas un idiota. Si el destino te pide que hagas cuarentena o te aisles, no violes la confianza que tienen en que te comportarás como un ser humano razonable. Si sientes que no puedes respirar con una mascarilla, haznos un favor a todos y quédate en casa.

Please wear a mask - Unsplash
¡Por favor usa una mascarilla! – ©Unsplash

Preocupaciones comunes entre los viajeros

Chen, directora del Centro de Medicina de Viaje de Cambridge en Mount Auburn, si todos seguimos las directrices de la Organización Mundial de la Salud, el riesgo de transmisión a bordo de los aviones, y en cualquier otro lugar, se reduce significativamente: «los datos hasta la fecha sugieren que sólo hay raras posibles ocurrencias de transmisión en vuelo» de COVID-19, ya que utilizan altas cantidades de aire limpio de afuera y el aire recirculado pasa a través de un filtro HEPA.

Si tu preocupación es contagiarte en un hotel,recuerda que el  coronavirus flota en el aire sólo hasta tres horas, y en cualquier alojamiento habrá más tiempo que eso el entre huéspedes. En cuanto a tocar cosas, el CDC afirma que no es la forma principal de contraer COVID. Pero como puede vivir en superficies durante dos o tres días, utiliza tus propias toallitas para dar una limpieza adicional a las superficies de alto contacto, como las perillas de las puertas.

En cuanto a la natación, no hay evidencia de que puedas contagiarte de coronavirus del agua.

Ahora, si estás nervioso porque otras personas no usan mascarillas o respetan la distancia social, siempre se puedes alejarte de ellos, o educadamente pedirles que te den un poco de espacio o que se pongan sus mascarillas. Si esto sucede en un avión o un hotel, puedes pedir ayuda al personal de recepción o al asistente de vuelo para que no tengas que enfrentarte a extraños.

Si quieres estar extra seguro o si prefieres viajar evitando situaciones incómodas, elige viajes por carretera, destinos al aire libre y alojamientos que permitan distancia social. Acampar en medio de un Parque Nacional al que se llega con tu propio auto es tan seguro como estar en casa. Pero siempre prepárate para lo peor: no salgas sin un seguro de viaje que cubra COVID-19.

Creo que estamos aprendiendo muchas lecciones de la pandemia. ¡No nos quedemos en juzgar a la gente sólo por querer juzgar! Si puedes viajar con seguridad, dale, estarás ayudando a muchas familias que necesitan tu dinero mientras tú satisfaces tus ganas de recorrer. Si no puedes, ¡para con el travel shaming! Solo sé feliz por aquellos que pueden salir, y empieza a planificar/soñar con tu próximo viaje.

PUBLICACIONES RELACIONADAS:

¿Te gustó? ¿Quieres leerlo más tarde? ¡Guarda un pin!

¿Puedes viajar de forma segura? Entonces dale. ¡Paremos con el travel shaming! Lo responsable hoy es ser sostenibles y ayudar a reconstruir uno de los sectores que más se ha visto afectado por la pandemia: la industria del turismo – Experiencing the Globe
¿Puedes viajar de forma segura? Entonces dale. ¡Paremos con el travel shaming! Lo responsable hoy es ser sostenibles y ayudar a reconstruir uno de los sectores que más se ha visto afectado por la pandemia: la industria del turismo – Experiencing the Globe
Por Coni de Experiencing the Globe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subscribe

Let's go round the world in 201 experiences! Get tons of tips and inspiration in your own inbox.

Check our Privacy policy

No spam. Just travel.